El Mercedes-AMG One afronta el final de su desarrollo

El Mercedes-AMG One afronta el final de su desarrollo

La presentación oficial de la versión de producción está programada para septiembre de 2021


Tiempo de lectura: 6 min.

Llevamos cuatro años esperando, pero todavía no hemos visto nada definitivo. Mercedes-AMG dio a conocer su espectacular Project One en el año 2017, prometiendo un automóvil decididamente radical, equipado con un motor procedente directamente del Mundial de Fórmula 1. Un apretadísimo V6 turbo de 1.6 litros que, según datos de la marca, debería rondar los 1.000 CV de potencia, aunque eso sí, a costa de un mantenimiento tan espectacularmente alto como el precio de venta cuando finalmente se haya completado el desarrollo.

Son cuatro años durante los cuales, el equipo de desarrollo ha estado trabajando a tope para poder completar uno de los proyectos más ambiciosos de AMG y obviamente, uno de los más complicados. Y no es para menos, pues han tenido que convertir el V6 turbo híbrido de Fórmula 1 en un propulsor que fuera mínimamente apto para las vías públicas, manteniendo las prestaciones y aumentando la fiabilidad. Esto puede parecer algo llamativo, pero los motores de Fórmula 1 no están diseñados para durar cientos de miles de kilómetros, como sí ocurre con los motores para modelos de producción.

No es sencillo realizar una máquina como ésta que está creando Mercedes-AMG, que se lo digan a Volkswagen con aquel brutal Bugatti Veyron, ¿verdad? El Project One ha sufrido diversos retrasos por la complicación de su puesta a punto, pero ya se han visto algunas unidades en las pruebas dinámicas, lo que significa que el desarrollo está bastante avanzado. Se espera que su presentación se realice antes de que finalice 2021 y podría llegar incluso con un tiempo en Nürburgring, donde se han visto algunas unidades rodando en diferentes ocasiones. No obstante, la mayoría de las pruebas, dado el coche que tienen entre manos, se han intentado realizar con el mayor secretismo.

El motor tendrá que ser revisado en profundidad cada 50.000 kilómetros

Una de las cosas que más llaman la atención y que resulta una auténtica locura en un coche de producción, es la necesidad de abrir el motor cada 50.000 kilómetros. Como si de un “dos tiempos” se tratase, a los cuales hay que hacer segmentación cada cierto número de kilómetros y luego, cambiar pistón y cilindro, el motor del Mercedes-AMG Project One es delicadisimo (las unidades de desarrollo son “Project One”, las versiones de producción tan solo “One”). Ni siquiera los modelos más prestacionales de Ferrari, Lamborghini o Porsche tienen un mantenimiento tan excesivo. Es cierto que existe la necesidad de cambiar aceite y filtro cada 50.000 kilómetros, por poner un ejemplo, pero las exigencias del Mercedes-AMG Project One son espectaculares.

A modo de recordatorio, este coche contará con un propulsor capaz de alcanzar las 11.000 revoluciones y que gracias a la asistencia de la sobrealimentación (turbo eléctrico) alcanzará, por sí solo, cerca de 700 CV. Los más de 1.000 CV prometidos llegarán mediante la adopción de cuatro motores eléctricos, que ayudarán al motor de gasolina a destruir neumáticos como si fueran gratis. Sirva de ejemplo su aceleración de 0 a 200 km/h, la cual, se completa en seis segundos.

No obstante, un mantenimiento tan abrumador no representa realmente un problema grave para este tipo de coches. Será extraño ver alguna de las 275 unidades con más de 1.000 kilómetros, pues por lo general y por desgracia, este tipo de creaciones acaban en un museo y son objeto de especulación y negocio, son simples inversiones que aumentarán su valor en muy poco tiempo, el cual, se mantendrá muy alto siempre que tenga poco uso. Además, pocos compradores se arriesgarán a sacar su flamante Mercedes-AMG One y que acabe “arrugado” por un descuido.

mercedes amg project one tren motriz

Emisiones, uno de los motivos de retraso

Uno de los principales motivos de retraso en la comercialización es la homologación de las emisiones de CO2. Como cabe esperar, un motor tan apretado no es especialmente parco en consumos y por lo tanto, tampoco es parco en emisiones. Ambas cosas van ligadas y resulta complicado que teniendo un elevado consumo, no tenga unas elevadas emisiones. Sí, los “tapones” en el escape están ahí para algo, pero tienen un límite. Además, el V6 tiene un ralentí casi tan espectacular como las prestaciones que promete: 1.200 rpm, aunque es bastante bajo si se compara con el ralentí del propulsor de competición, el cual está situado en las 5.000 rpm.

Mercedes-AMG ha tenido que ingeniar algunas soluciones para evitar ciertos problemas. Por ejemplo, el Project One, o mejor dicho, el Mercedes-AMG One, contará con una tercera instalación eléctrica de 48 voltios, la cual, estará encargada, únicamente, de calentar los catalizadores antes de iniciar la marcha. La marca ha comunicado que solo contará con una autonomía eléctrica de 25 kilómetros, más que suficiente para que los catalizadores alcancen la temperatura de funcionamiento, gracias al trabajo de un ventilador y 16 calefactores que repartirán el calor en los catalizadores.

Este dato es importante y sirve para ilustrar cómo funciona un catalizador. Durante los primeros minutos o kilómetros de circulación de cualquier automóvil, los catalizadores no hacen trabajo alguno, necesitan alcanzar una temperatura de funcionamiento que se encuentra bastante por encima de los 100 grados (se encuentra entre los 300 y los 800 grados centígrados). En los diésel es un problema importante, porque los catalizadores y los filtros de partículas se atascan al no llegar a la temperatura ideal de funcionamiento, ya que la mayoría de los recorridos son muy cortos. En los gasolina no es tan delicado, pero siguen sin funcionar como se espera hasta que alcanzan una temperatura elevada.

mercedes amg project one

Prohibitivamente caro, sobre todo en España

Todavía no se conocen datos o características finales, por ahora todo procede del día de su presentación en 2017 y de los datos que ha ido “regalando” Mercedes durante todo este tiempo. Lo sabremos todo, definitivamente, antes de que finalice 2021, dentro de unos cinco meses, con motivo del Salón del Automóvil de Frankfurt, en septiembre. Supuestamente ya están vendidas las 275 unidades que se van a fabricar, a un precio de alrededor de 2,3 o 2,5 millones de euros sin impuestos.

En España, con el 21% de I.V.A., habría que sumar cerca de 500.000 euros adicionales, más otros casi 340.000 euros solo en impuesto de matriculación (el 14,74% al superar los 200 gramos de CO2 por kilómetro). Estamos hablando de casi un millón de euros adicionales solo en impuestos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!