El Maserati MC20 Cabrio ya está casi listo

El Maserati MC20 Cabrio ya está casi listo

Apenas tenemos datos sobre el modelo, ni siquiera sabemos cuando llegará al mercado


Tiempo de lectura: 3 min.

Cuando se dio a conocer el Maserati MC20, la marca anunciaba una nueva era, un paso al frente que también contará con una versión descapotable. La marca nos la ha enseñado ya, aunque la carrocería está todavía cubierta por el camuflaje típico de las unidades de desarrollo. Apenas podemos apreciar nada diferente respecto al MC20 coupé, ni siquiera han facilitado imágenes con el coche descapotado, pero se intuye claramente que será tipo targa.

El Maserati MC20 es un coche realmente importante para el tridente, un coche que ha supuesto un largo desarrollo y en el que se han invertido grandes cantidades de dinero. El objetivo de la marca es, además de poner en circulación un segundo miembro en la saga “Maserati Corse” (eso significa las siglas MC, siendo el primero el espectacular Maserati MC12), abrir, como hemos dicho, una nueva era para la marca con mucha tecnología y propulsores desarrollados internamente. Esa, quizá, sea una de las mayores características del MC20, su motor de desarrollo propio.

Con la variante descapotable, el Maserati MC20 gana en exclusividad y también en sensaciones, pues no hay nada como conducir un deportivo a cielo abierto. Lo más curioso es que Maserati ha querido hacer un guiño precisamente a eso, al cielo abierto, con un camuflaje que representa un cielo lleno azul lleno de nubes. Básicamente, lo que debería ver en todo momento el pasaje del Maserati MC20.

maserati mc20 cabrio (2)

Dejando estas cosas a un lado y echando un ojo a las imágenes que ha publicado la marca, podemos encontrar que los cambios se han centrado, casi por completo, en la zona del habitáculo y el techo. Del paragolpes delantero hasta la puerta y del pilar B hacia atrás, no parecen haber cambios de ninguna clase, pero se aprecia que hay mucho camuflaje en la zona del techo y en toda la cubierta del motor. Es decir, esas partes serán las novedades en el Maserati MC20 Cabrio.

Es lógico pensar, como hemos dicho anteriormente, que será un coche con techo targa, manteniendo el montante tras los asientos. Pero a tenor de la cantidad de camuflaje que la marca ha colocado en la cubierta del motor, es posible que existan cambios en esa zona. Tampoco sería extraño, porque si se trata de un techo eléctrico seguramente el hueco donde se guarda, el sistema eléctrico para moverlo y la lógica tapa, estén ubicados ahí.

Tratándose de un adelanto para poner la miel en los labios, Maserati no ha dado detalles sobre más cosas. Usando un chasis monocasco de fibra de carbono, no debería necesitar refuerzos extra para mantener la rigidez y el peso, por tanto, no debería diferenciarse mucho respecto al coupé. Será más elevado, es imposible evitar que suba al tener que instalar todo el sistema de apertura eléctrica del techo (en caso de llevar uno plegable eléctrico, claro), pero la diferencia debería ser mínima.

El motor es, por lógica, el mismo V6 biturbo Nettuno con 630 CV a 7.500 rpm y 750 Nm de par entre 3.300 y 5.500 rpm. De las prestaciones tampoco se ha comentado nada, pero por lo general, las versiones descapotables suelen ser ligeramente más lentas.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso