El Honda Civic Si es el escalón previo al Type R que no veremos por Europa

El Honda Civic Si es el escalón previo al Type R que no veremos por Europa

Anuncia 203 CV extraídos del 1.5 turbo VTEC


Tiempo de lectura: 3 min.

Hace unos días Honda nos ponía los dientes largos mostrando algunas imágenes del nuevo Honda Civic Type R, el compacto deportivo más salvaje que se puede comprar o casi, sobre todo si tenemos en cuenta tanto sus prestaciones como su espectacular estampa. Honda, como seguro sabéis, tiene buena mano con las versiones deportivas.

No obstante, para poder ver la próxima generación del Type R tenemos que esperar todavía un poco más, una espera que podría hacerse larga y que además, dará a luz el que podría ser el último Type R con motor de combustión convencional, una situación que lo hace todavía más importante y más apetecible. Pero mientras esperamos a que por fin se haga realidad uno de los compactos más bestias, no vamos al otro lado del charco a conocer un coche que ya nos gustaría a todos los aficionados ver por estas tierras.

Se trata del Honda Civic Si, una versión del compacto japonés que promete 203 CV y un chasis puesto a punto para la ocasión. Básicamente, se trata de un paso previo al Type R, el penúltimo escalón de la gama por prestaciones, por precio y por imagen. Por desgracia, como viene siendo costumbre con las versiones Si de Honda, no está previsto que llegue a Europa y tendremos que conformarnos con verlo en imágenes o bien, importarlo por nuestra cuenta y riesgo desde Las Américas.

Estéticamente ya se puede apreciar que el Honda Civic Si es menos radical que el Type R, no hay grandes alerones ni enormes entradas de aire, luce algunos detalles más deportivos y diferenciadores, pero nada extravagante ni recargado. Por ejemplo, las llantas, de 18 pulgadas (con cubiertas 235/40), tienen un acabado específico, que junto al discreto spoiler sobre la tapa del maletero, el alerón delantero oculto y las sugerentes salidas de escape ovales (Sí, son de verdad), le otorgan una imagen interesante pero comedida y hasta elegante. Siempre que no contemos con el tono naranja de las fotos oficiales.

Dicho color naranja es exclusivo del Civic Si y la marca lo ha llamado “Blazing”(es muy similar al color que lucía el prototipo que presentó Honda para el adelanto del nuevo Civic), al igual que todos los detalles del interior que incorpora unos asientos deportivos con reposacabezas integrado y costuras en rojo, pedales de aluminio y un pomo para el selector del cambio con cuero y metal. Toques deportivos, pero en un interior austero y muy ordenado.

Todo lo referente al bastidor recibe un tratamiento específico, como unos amortiguadores un 8% más rígidos delante y un 54% detrás, barras estabilizadoras más gruesas, unos soportes superiores para el eje delantero reforzados y silentblocks más rígidos. Todo eso también permite que la dirección ofrezca un mejor tacto y una respuesta más rápida.

honda civic si (4)

La mejor parte llega desde el vano motor, donde se esconde el bloque 1.5 turbo VTEC, pero ahora con 203 CV a 6.000 rpm y 260 Nm de par entre 1.800 y 5.000 rpm. Se monta un volante de inercia más ligero (un 26% menos de peso) y se añade un diferencial de deslizamiento limitado. El cambio es manual de seis relaciones con recorridos acortados un 10% y sistema de regulación de revoluciones al reducir (vamos, que realiza un “punta tacón” automático).

Se fabricará en Ontario, Canadá y estará en las tiendas americanas para finales de año. Y ya sabéis, no vendrá a Europa.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.