Menu

El Ferrari F40 de Fast N’Loud sale a subasta, otra vez

Y Richard Rawlings tiene intención de recuperarlo

El Ferrari F40 de Fast N’Loud sale a subasta, otra vez

Este Ferrari F40 es una unidad muy especial. Lejos de conservarse como recién salido de fábrica en 1991, este F40 fue resucitado y actualizado hace seis años de la mano de los chicos de Gas Monkey Garage. Fue una de las estrellas del programa Fast N’Loud, y ahora busca un nuevo dueño. Tras haber sido embargado a su último propietario, este oscuro Ferrari F40 es uno de los más distintivos y conocidos de los últimos tiempos, y será subastado esta semana en California.

La vida de este purasangre italiano naufragó en 2011 –con tan solo 11.500 kilómetros en el odómetro– cuando un mecánico de Houston lo estrelló contra una valla mientras su dueño estaba fuera de la ciudad, dañando gran parte de la carrocería y severamente el chasis. Richard Rawlings, dueño del taller, y su socio de negocios, Dennis Collins, compraron el coche por 400.000 dólares, algo más de 350.000 euros al cambio. Un Ferrari F40 en buen estado supera con garantías el millón de dólares, y de euros. Es uno de los modelos más codiciados de Maranello.

Rawlings, Aaron Kaufman y el resto del equipo de Gas Monkey Garage en Dallas se pusieran manos a la obra con la ayuda del experto en restauración de Ferrari Stuart Singer y los certificados Lamborghini y Ferrari tech M. Luongo. El F40 se desnudó al completo para someterse a una reconstrucción y restauración íntegra con un objetivo en mente: hacerlo mejor que el original. Para los más puristas puede ser una aberración, pero hay que destacar que al menos posee personalidad propia frente al resto de unidades rojas. La nueva vida del F40 supuso un sobrecoste de 300.000 dólares más, cerca de 265.000 euros.

El equipo comenzó enderezando y reforzando el bastidor. Después, el motor V8 de 2.9 litros recibió una nueva pareja de turbos, más grandes y con más presión de soplado para incrementar la potencia hasta los 550 CV. Además, se montó un embrague de Kevlar, un escape de competición TUBI, llantas de aleación HRE, volante de aluminio y un juego de amortiguadores específicamente construidos para este deportivo cortesía de Penske Racing. Aunque lo más llamativo sin duda es el color, pasando a ser negro intenso con detalles en rojo, y la eliminación de los faros escamoteables en sustitución de unas rejillas de ventilación.

En un estado mejor que recién salido de la fábrica, fue vendido en la subasta de Barrett-Jackson en Scottsdale en enero de 2014 a la leyenda del béisbol Reggie Jackson por 650.000 euros. Al año siguiente, volvió al mismo evento. Con apenas 1.500 kilómetros más, se adjudicó por 565.000 euros. Para que este llamativo y discreto a la vez F40 volviese a ser noticia hay que ir a noviembre de 2017, cuando su por entonces propietario, Richard Scott (operario de estacionamiento del Departamento de Veteranos de los EE. UU. en Los Ángeles), fue arrestado por formar parte de un plan de soborno. Ahora Scott está cumpliendo una sentencia de seis años en una prisión federal.

El gobierno incautó los activos de Scott, donde se hallaba este F40 que formará parte de la subasta de Apple Towing Company de esta semana en Chino, California

Según Gas Monkey Garaje, el coche podría acabar de nuevo donde fue resucitado. La puja actual está en 438.000 euros, pero por lo visto, Richard Rawlings planea ofertar agresivamente por el coche. Es un precio de “ganga” si tenemos en cuenta los precios que maneja el Ferrari F40 en el mercado. Aunque es un ejemplar único y mejorado, el hecho de no haberse restaurado como aquella unidad que salió del concesionario ha repercutido en su precio de venta.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.