El “caso Ghosn” le cuesta a Nissan 20 millones de euros

El “caso Ghosn” le cuesta a Nissan 20 millones de euros

El fabricante habría violado la ley de instrumentos financieros al no declarar las remuneraciones de Carlos Ghosn


Tiempo de lectura: 3 min.

La denuncia penal interpuesta por la Comisión de Vigilancia del Mercado de Valores japonesa en 2018 se ha resuelto en una multa de 2.424 millones de yenes (alrededor de 20 millones de euros) que Nissan deberá pagar. La decisión ha sido tomada por la Agencia de Servicios Financieros de Japón, al conocer que ciertos pagos pactados con la empresa no aparecieron en los informes de la misma: 9.100 millones de yenes (76 millones de euros) que Ghosn recibiría tras su jubilación.

Finalmente, la cantidad de la multa se redujo a la mitad de lo que podría haber sido. Nissan informó de las irregularidades antes de que se iniciase el proceso, lo que le sirvió para que el regulador japonés aceptase esa reducción, pero no para disuadirle de retirar su querella. La agencia llevó a la fiscalía los cargos del ya conocido y extenso caso, que ha pasado por muchos baches desde que el ex presidente abandonó Japón ilegalmente.

Estando en libertad bajo fianza en su apartamento, huyó al Líbano en diciembre. Carlos Ghosn salió de su casa sin ningún miramiento, después cogió un tren bala hasta el aeropuerto de Osaka, viajó hasta Turquía en avión privado y allí volvió a coger un vuelo hasta el Líbano, donde entró con un avión que no era suyo. A pesar de declararse inocente de los cargos y “escapar de la injusticia” por culpa de “una trampa”, Nissan y Renault le han señalado como el principal culpable de malversación de fondos.

Durante el pasado mes de febrero Nissan también anunció que le había puesto una demanda por valor de 83,38 millones de euros (10.000 millones de yenes) a su ex presidente, atendiendo a los daños monetarios que había causado a la compañía. Con esta cantidad, el fabricante esperaba recuperar el dinero perdido de la multa de la agencia, alegando que Ghosn habría incurrido en usos indebidos de propiedades de Nissan o en gastos personales, como pagos a su hermana u otros costes relacionados con sus asuntos legales.

Pero los problemas judiciales de Ghosn no acaban ahí. Francia es otro país clave en este caso, pues Renault forma parte de la conocida alianza de Nissan y Mitsubishi: la marca francesa tiene el 43,4 por ciento del capital de Nissan, y esta última el 34 por ciento de Mitsubishi. Además, Ghosn tiene nacionalidad francesa -además de brasileña y libanesa-, por lo que tendrá la oportunidad de lograr la protección del consulado si pisa suelo francés, al no poder ser extraditado.

Aun con todo, la posición de Francia en cuanto a su persona puede variar sin ningún tipo de duda. El Elíseo puede recibir presiones de agentes políticos y económicos para complicar su estancia en el país, de acuerdo a la época en la que Ghosn estuvo a cargo de Renault y complicó la estancia en la empresa a muchos de sus trabajadores.

Ahora mismo acumula cuentas pendientes en Holanda, ya que Ghosn demandó a Nissan y Mitsubishi por despido improcedente en las filiales europeas, mientras que en Estados Unidos pagó un millón de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores del país (SEC), junto a los 15 millones que pagó Nissan por ocultar los pagos extras a los accionistas en el mismo país.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.