Featured Video Play Icon

El Buggati Chiron “Lego Edition” se hace escala 1:1

… Y se puede conducir


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace apenas un trimestre, la empresa danesa de juguetes LEGO nos presentó su nuevo modelo de la casa, el Bugatti Chiron. Cuenta con 3.599 piezas y es bastante realista, con muchas piezas móviles que también vemos en el coche real. Ahora, LEGO ha corregido los dos únicos fallos de su maqueta: ahora te puedes montar e incluso conducirlo.

Tanto Bugatti como LEGO han combinado sus conocimientos técnicos para construir esta réplica del Chiron a escala 1:1. El peso total de es tonelada y media y su motor es capaz de desarrollar 5,3 CV de potencia y 92 Nm de par motor. Capaz de moverse por sí mismo, el sistema de propulsión consta de 2.304 motores eléctricos, 4.032 engranajes y 2.016 ejes provenientes de LEGO Techinic. Las piezas son de 339 tipos distintos, bendita paciencia…

Todo está hecho con más de un millón de piezas de bloque de plástico, aunque algunas partes como las ruedas o las cadenas y engranajes del motor se han mantenido intactas respecto al modelo original

Bugatti Chiron Lego Real

El montaje de este “juguete” ha necesitado más de 13.000 horas de trabajo de veinte empleados dispuestos a hacerlo realidad. Hay un velocímetro funcional hecho de LEGO, así como un alerón trasero activo y un volante extraíble. Las puertas, los faros, las luces traseras, la dirección y el pedal de freno también funcionan. No todas las piezas que componen está máquina son de LEGO (el 90% sí), pero ninguna de ellas ha sido unida con pegamento, defiende la marca.

Este modelo a escala real es el primero de su especie en muchos aspectos y, con él, queríamos traspasar los límites de nuestra propia imaginación. Nuestros diseñadores e ingenieros de la factoría de Kladno, en República Checa, han hecho un gran trabajo recreando las formas del Chiron y permitiendo que se pueda conducir“, expone Lena Dixen, vicepresidente de producto y marketing del Grupo LEGO.

A falta de rodar por encima de los 400 km/h, este Bugatti Chiron de LEGO es capaz de alcanzar los 20 km/h de velocidad máxima, hito que ha conseguido el piloto de pruebas de Andy Wallace en la pista de pruebas de Ehra Lessien, en Alemania. Esos 1.494,7 CV de diferencia se tienen que notar en algo. La tracción total del Chiron metálico queda relegada a un segundo plano en favor de contar únicamente con tracción a dos ruedas. A falta de potencia, habrá que aligerar kilos.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Una currada de dos mil pares de engranajes. ¿Y para cuándo el primer fascículo?

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

wink Los más interesante sería ver cómo te envían el chasis a casa.

Rest
Invitado
Rest

Hola, Pablo;

haciendo la reserva en Armazón, dicen te lo envían sin problemas, hasta el punto de asegurar todo el proceso (cortesía de Lególitas) desde la oferta de lanzamiento (insignia Bugatti, vástagos alerón y carraca) hasta el último número (piloto de geriátrico certificado). ¿Sabes si el airbag es de PVC?

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo
Rest
Invitado
Rest

Joe’, chulo, chulo, chulo, eso es crema.

No sé por qué, al verlo, me vino a la mente mis ititinerantes observaciones cuando vareo, de pascuas a ramos, al Opel Speedster. La sencillez y lo espartano siempre tan bien unidos a la deportividad en estado puro a techo abierto.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!