De Tomaso P72: merecido homenaje al renacimiento de una icónica marca

De Tomaso P72: merecido homenaje al renacimiento de una icónica marca

Una obra de arte sobre ruedas que conmemora 60 años de historia


Tiempo de lectura: 5 min.

De Tomaso está de vuelta, y no podría haberlo hecho más a lo grande. Famosa por hacer el Pantera, la firma italiana ha resurgido con un nuevo superdeportivo, el De Tomaso P72. Su diseño nos traslada directamente a la época de los prototipos de los años 60 y, como buen homenaje a esta época, cuenta con tres pedales y caja de cambios manual.

En principio, relanzar esta histórica marca podría partir de dos supuestos: fabricando un Pantera del siglo XXI o un SUV, dados los tiempos que corren. Sin embargo, los ejecutivos que actualmente dirigen la compañía italiana decidieron por buscar en el patrimonio de De Tomaso y decidieron crear un coche que tuviese un impacto mucho más profundo que el simple reciclaje de un clásico. Echemos la vista atrás y veamos cómo nació el De Tomaso P72.

En 1964, Carroll Shelby quería desarrollar un coche de carreras para enfrentarse a los grandes de la serie Can-Am en 1966. Peter Brock había diseñado uno, y Shelby tenía la financiación para introducir uno de sus motores V8 “Cobra” en un chasis. Llamó a De Tomaso, quien estaba trabajando en su primer vehículo de carretera. Los dos hombres acordaron colaborar, pero las cosas no salieron bien.

de tomaso p72 (8)

A medida que el proyecto se retrasaba, Shelby se mostraba cauteloso ante la interpretación que De Tomaso hizo del diseño y sobre la entrega oportuna del motor prometido y las cinco unidades prometidas, así que envió a Brock a Italia para supervisar el proyecto. De Tomaso se sintió ofendido y la asociación se disolvió poco después. Shelby comenzó a trabajar en el Ford GT40 y el proyecto del empresario argentino se acabó con la colaboración de Ghia.

El resultado de aquella visión conjunta se conoció como De Tomaso P70 y, en 1965, fue mostrado al gran público con el nombre de Ghia-De Tomaso Sport 5000 durante el Salón del Automóvil de Turín. No cosechó los éxitos esperados en el mundo de las carreras, pero sirvió para gestar la estructura del Mangusta, predecesor del Pantera. ¿Conocías la historia? Nosotros no, y los gerentes actuales de la compañía tampoco hasta que decidieron hacer retrospectiva.

“Siendo completamente honestos, cuando adquirimos la marca no sabíamos que este prototipo era parte de la herencia de De Tomaso. Durante nuestros estudios, surgieron investigaciones interminables y. hablando con quienes aún viven alrededor de la marca, el P70 es una pieza fascinante y no contada de la historia de De Tomaso”, manifestó la compañía. Como curiosidad, la “P” viene de “prototipo” y el “70” de la cilindrada del motor Cobra: 7,0 litros.

de tomaso p72 (23)

El De Tomaso P72 es un gran turismo que evoca un pasado añorado, donde coches como el Ferrari 330 P3/P4 despertaba nuestras más profundas emociones automotrices. El coche es absolutamente impresionante para la vista. Fue diseñado por Jowyn Wong, el mismo hombre detrás del Apollo IE. Pero, en lugar de crear una máquina extremadamente agresiva, Wong decidió tomar otra dirección, y muy acertada.

El interior del De Tomaso P72 se olvida de grandes pantallas y aboga por unas formas fluidas y minimalistas. Parece que Pagani tiene un nuevo competidor

En sus propias palabras: “Incorporamos intencionalmente una carrocería distintiva aerodinámicamente optimizada para ofrecer grandes prestaciones y para modernizar la estética, mientras que los espejos retrovisores de corte clásico y la el emblema frontal son un homenaje a P70 original”. El interior también opta por una fórmula similar: sencillez y calidad por los cuatro costados. Diales analógicos y engranajes a la vista, ¿qué más se puede pedir?

de tomaso p72 (10)

En cuanto a sus datos técnicos, la compañía no ha soltado mucha prenda. Sabemos que está basado en el mismo chasis del Apollo IE, a su vez desarrollado por HWA (creadora de los chasis de Mercedes en el DTM) y certificado por la FIA. Si presuponemos que continúan las similitudes con su gemelo y escuchamos el sonido que emana de su capó (en su debut en Goodwood), podemos aventurarnos a decir que se mueve gracias a un propulsor V12 de aspiración atmosférica de origen Ferrari.

De Tomaso está lanzando el P72 como un coche halo, una declaración de intenciones para lo que vendrá en el futuro. Solo se fabricarán 72 ejemplares a un precio de 750.000 euros la unidad, pero eso no quiere decir que no haya más modelos en camino. Desde ahora, De Tomaso destacará por mantenerse fiel a sus principios: patrimonio, pasión, competición, diseño europeo y rendimiento de clase mundial a valor extremo.

Como bonus track, parece que no a todo el mundo le gusta el nuevo P72. La escudería Cameron Glickenhaus se ha apresurado a lanzar un tweet diciendo que se trata de una copia del Ferrari P4/5. Es cierto que tienen muchas similitudes, aunque también bastantes diferencias. Juzgad vosotros mismos.

“Pusieron papel de calco sobre nuestro P3/4, pegaron gran parte de nuestro P4/5, robaron un interior de Horacio [Pagani], lo exageraron como una chica Vargas y lo convirtieron en Anime. Veo a Koons no a Caravaggio “. – Jim Glickenhaus. “Copia: una cosa hecha para ser similar o idéntica a otra ” – Jesse Glickenhaus.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

De todos los superdeportivos de los últimos tiempos, me parece el más bonito con diferencia. Me encanta.

En cuanto a los Glickenhaus…pues si, se parecen, pero en la misma medida en la que se parecían los coches en los que se inspiran (El 330 y el P70), y casi todos los sport de los 60.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.