¿Corvette como marca independiente?

¿Corvette como marca independiente?

Los rumores vuelven a surgir ahora, justo cuando el modelo se dirige a otro de sus cambios más importantes


Tiempo de lectura: 3 min.

Llevamos tiempo pendientes de la llegada de Corvette eléctrico, un coche que se verá precedido del Corvette e-Ray, el híbrido con tracción a las cuatro ruedas y que, como cabe esperar, supondrá una nueva era para el modelo. La electricidad lo abarcará todo en la industria del automóvil y aunque hay quien afirma que los deportivos eléctricos necesitan “algo más”, serán, al igual que con los motores de combustión, la punta de lanza de los fabricantes.

El Corvette eléctrico, por tanto, será uno de los estandartes de General Motors, aunque según parece, no vendrá solo, sino que traerá muchos cambios. Por un lado, Corvette podría convertirse en una marca independiente, por otro lado, su separación de Chevrolet traería consigo un sedán y un SUV. ¿Una locura? ¿Un sinsentido? Hubo un tiempo en el que el Corvette no lucio el nombre ni el logotipo de Chevrolet, aunque seguía siendo un modelo de Chevrolet y además, los rumores sobre la conversión del sello Corvette en una marca independiente aparecen casi con cada nueva generación del modelo.

La última vez fue en 2019, cuando se publicaron unos informes y estudios que afirmaban que de llegar a convertirse en una marca independiente, las ventas se dispararían, al igual que el valor de la marca. Un analista llamado Adam Jonas, de Morgan Stanley, afirmó que una submarca con el sello, el talante y la identidad de Corvette, lograría multiplicar el valor de la marca por seis. Los cálculos realizados en 2019, aseguraban que el sello Corvette, solo el sello Corvette, tenía un valor de unos 2.000 millones de dólares, una cifra que podría alcanzar los 7.000 millones de forma realmente sencilla, pudiendo dispararse hasta los 12.000 millones dólares, mientras que las ventas alcanzarían las 100.000 unidades al año.

corvette electrico (1)

Viendo las cifras, aunque solo sean aproximadas, es entendible que se piense en Corvette como una marca independiente y ahora, con la transformación de la industria a la tecnología eléctrica, vuelve a surgir los rumores de su paso a existir como una marca independiente. Los rumores llegan desde la publicación norteamericana Muscle Car and Trucks, citando a expertos de la compañía como fuentes, los mismos que han afirmado que cuando Corvette sea una marca separada, pondrá en circulación un modelo para rivalizar con el Porsche Taycan, es decir, un sedán eléctrico. Una idea que, otra vez, no es nueva, sino que se ha estado especulando sobre ello desde que se propuso a Corvette como marca independiente. Algo lógico, por otra parte, pues de ser una marca separada de Chevrolet, necesitaría tener una gama más nutrida que solo un modelo deportivo.

Siguiendo tendencias y “copiando” la trayectoria de Porsche, Musce Car and Truck afirma que tras el sedán, como cabe esperar, llegaría un SUV eléctrico, aunque se presentará después del sedán, precisamente, para dejar un poco de margen al nuevo Chrevolet Blazer SS EV que se acaba de presentar.

No obstante, lo más llamativo y quizá más interesante, es que la revista yankee afirma que el actual Corvette C8 no contará con una versión eléctrica, sino que los esfuerzos por electrificar el modelo se centrarán en un par de variantes híbridas, los e-Ray y Zora. Será el próximo Corvette C9, ya por separado, el que contará con la versión eléctrica y llegará para el año 2025, como antesala de los planes de General Motors para ofrecer únicamente automóviles eléctricos a partir de 2035. Se espera que se base en la nueva arquitectura Ultium de General Motors y que el Corvette sedán podría compartir elementos con el Cadillac Celestiq.

Bloomberg también informó que General Motors estaba trabajando en varios vehículos conceptuales de la marca Corvette, que apuntan a una gama más amplia de compradores y que los planes para convertir el sello Corvette en una marca independiente tiene al menos 20 años.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez