Menu

¿Por qué Citroën renunció a la deportividad en su gama?

El nuevo encaje de la marca en el Grupo PSA va por otros derroteros

¿Por qué Citroën renunció a la deportividad en su gama?

Citroën es una marca con mucha personalidad, y ha tenido modelos realmente interesantes para públicos muy diversos. Sin embargo, en el futuro habrá que olvidarse de la relación Citroën/deportividad, como le pasó en su día a Lancia. Ahora mismo el Grupo PSA cuenta con las marcas Citroën, Peugeot, DS, Opel y Vauxhall. La marca del rayo fue la primera en reorientarse, «el futuro es para todos», estrenó eslogan el mismo día que recuperó su logotipo de la década de los 80.

Peugeot está orientada a un escalón superior, una marca más aspiracional, pero sin el ánimo de competir con DS, que se escindió de Citroën y quiere ser una marca Premium capaz de competir con las monarquías germánicas predominantes. Por lo tanto, Citroën se queda como una marca para coches originales, con precios populares y orientados al confort. No queda sitio para la deportividad ahí, eso queda para Peugeot, y habrá que ver qué le dejan a Opel y su alter ego británica Vauxhall…

Aunque Citroën esté compitiendo en el WRC con un C3, la marca no pretende capitalizar eso para vender coches prestacionales. También hay que quitarse de la cabeza siglas como VTS, que a fin de cuentas eran versiones un poco más cachondas que la gama promedio, pero no eran tan «GTI» si se comparan con sus competidores. Por ejemplo, cuando estaba a la venta el C2 VTS (125 CV), tenía rivales más potentes como el Ford Fiesta ST 2.0 (150 CV), el SEAT Ibiza FR 1.8 (150 CV) o el Volkswagen Polo GTI 1.8 (150 CV). Lo mismo podemos decir del C4 VTS (177 CV), no tenía una potencia exagerada y tenía rivales mejor armados de caballería y turbados.

«El DNA de Citroën no está relacionado con motores de altas prestaciones» – Linda Jackson, CEO de Citroën

Gama Citroën 2018

Además, si nos fijamos en la gama actual de Citroën, hace falta mucho curro del departamento de marketing para que alguno de sus modelos pueda ser un deportivo creíble, en el sentido de que se pueda conducir de forma espirituosa y que no se limite a tener deportividad en el plano estético o caballos para ir en línea recta. En lo sucesivo, lo más «Sport» que encontraremos en Citroën estará contenido en las siglas SUV (de Sports Utility Vehicle), un tipo de coche que es tan deportivo como Belén Estéban haciendo de académica en la RAE.

Antes de rasgarnos las vestiduras y evocar al pasado deportivo de Citroën -que la verdad sea dicha, está ya un poco atrás en el tiempo- hay que meterse en la cabeza de Carlos Tavares, uno de los responsables de sacar a PSA de una espiral preocupante rumbo al desastre: hay que ser racionales. Un grupo industrial con varias marcas tiene que evitar que peleen entre ellas, y cada una debe tener su propia personalidad y nichos de mercado.

Citroën podría, si quisiera, sacar un C3 más marchoso y contentar a una minoría de clientela, ya que no es un segmento tan grande como algunos estáis pensando. Eso supondría costes, y difíciles de recuperar por el bajo volumen. También supondría elevar las emisiones medias de CO2 de la marca, precisamente una de las cosas que PSA quiere evitar. A partir de 2025 toda su gama estará electrificada de alguna forma, y se abandonarán las motorizaciones 100% térmicas, incluyendo los diésel. ¿Dónde calzamos versiones deportivas en ese encaje?

Habrá que esperar años a que haya Citroën eléctricos con potencias altas -cosa poco complicada para los eléctricos-, ya que el e-Mehari no cuenta y el C-Zero como que tampoco. La aceleración de un Citroën de mediados de 2020-2030 con motor eléctrico será interesante, pero no hay que esperar, al menos por donde van los tiros, que eso implique comportamiento deportivo o que sean coches que inviten a irse de curvas.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
jacobo
Invitado
jacobo

Snif… en fin, se sabe algo del futuro citroen c5?

reverfons
Invitado
reverfons

Entiendo que PSA intente ubicar a citroen en su marca asequible enfocada al comfort, como dices hay que encajar los modelos y marcas de la casa para no pisarse entre ellos. Me resulta mas inquietante como van a encajar a Peugeot y Opel entre sí, ya que ambas marcas iban por el mismo camino, competir directamente con Volkswagen, generalistas con aspiraciones premium y alguna versión mas deportiva. Si hacemos un paralelismo con las principales marcas del grupo VAG entiendo que la idea de PSA es que citroen seria rival directo de skoda, DS de audi (aunque nos suene raro ahora),… Leer más »

Rest
Piloto
Rest

El plantel en el que está expuesta, se presupone sobreseguro, siendo el tiempo y su clientela quienes han marcado a fuego esta fuerte identidad.

Al fin y al cabo, hay vida después del lujo, la complejidad y el capricho; el vehículo accesible, desenfadado y humilde, junto con la infantería industrial, hacen de Citroën sostenible sin grandes riesgos o pretensiones asumibles. Por eso estuvo, está y estará.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.