Cambio manual para el Toyota Supra: ¿sí o no?

Cambio manual para el Toyota Supra: ¿sí o no?

La quinta generación de momento solo tiene asegurada la caja automática


Tiempo de lectura: 2 min.

En las cuatro generaciones del Toyota Supra -incluyendo los Celica Supra- siempre hubo versiones manuales, y las automáticas fueron minoritarias. Eran otros tiempos, los cambios automáticos no eran lo que son ahora, pero eran una opción más. En 2018 las cosas son diferentes, porque las cajas automáticas son rápidas, dan posibilidades de control y aprovechan mejor el rendimiento del motor.

El nuevo Toyota Supra (A90) contará fijo con una caja automática de ocho relaciones, bastante lógica para un motor moderno con más de 340 CV. De haber existido algo así hace más de 20 años seguramente habría más Supra automáticos. De hecho, una de las pocas ventajas de un Supra automático antiguo es que el motor no se ha pasado de revoluciones ni ha girado muy lento, sinónimos de buena salud.

Pero volvamos a la generación nueva. Masayuki Kai, coingeniero jefe, comentó durante los días de pruebas en Madrid que Toyota tiene desarrollada una caja de cambios manual para el Supra A90, y que se ofrezca o no dependerá de la exigencia del mercado. Desde luego parece asegurada para los mercados con volante a la derecha como el japonés o el británico. Para los demás, dependerá bastante de los gustos en Norteamérica, donde hay más volumen, ya que en Europa no se venderán muchos Supras -y manuales aún menos-.

Toyota Supra RZ A80

Teniendo en cuenta el tipo de cliente que se compra coches de más de 50.000 euros, que no suele ser ni joven ni quemado, seguramente ocurra lo mismo como con coches como el Abarth 124 Spider: la mayoría son automáticos. También cabe la posibilidad de que haya ediciones especiales del coche que sí incorporen el cambio manual, aunque los modelos de gama normal no lo tengan. Según Kai, ya se han previsto ediciones especiales y actualizaciones cada cierto tiempo, de la misma forma que ocurre con el resto de modelos de la gama Toyota.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.