BYD Han, el nuevo sedán chino con versión eléctrica

BYD Han, el nuevo sedán chino con versión eléctrica

No llegará a España, al menos por el momento


Tiempo de lectura: 2 min.

BYD Han. Así se llama el nuevo sedán del fabricante chino que un día intentó entrar en el mercado europeo. Estrena grupo motor híbrido enchufable y contará con otro totalmente eléctrico. Se trata de un sedán de gran tamaño con 4,95 metros de largo que se sitúa como el buque insignia de la compañía.

Como suele ser habitual, la versión eléctrica difiere estéticamente de la híbrida, principalmente por la falta de una calandra en el eléctrico, siendo más tradicional en el caso del híbrido enchufable. Incluso se podría decir que la variante eléctrica tiene más garra y un aspecto más afilado.

Los laterales lucen muy limpios, con los tiradores ocultos y un listón cromado que enmarca las ventanas otorgando un toque elegante, que se ve rematado con una caída del techo al estilo “sedán coupé”. Atrás adopta tendencias, con los pilotos unidos entre sí y la matrícula posicionada en el paragolpes.

BYD Han (4)

El BYD Han EV contará con un solo motor eléctrico, que actúa sobre las ruedas traseras y entrega 218 CV. Más adelante también contará con otro motor en el eje delantero, siendo un tracción total de 268 CV. La autonomía estimada de este modelo es de 450 kilómetros, aunque no hay datos sobre las baterías o los tiempos de carga. Si se ha dado información sobre aerodinámica, logrando un coeficiente de 0,233. Las llantas del eléctrico está semicarenadas.

Respecto a la versión híbrida enchufable, combina un motor gasolina turbo con 189 CV, con nada menos que tres motores eléctricos. En conjunto, anuncia una potencia de 476 CV, pero no hay datos de consumo ni de los motores eléctricos por separado.

BYD (Build Your Dreams) es un fabricante que se fundó en 1995 en China, cuya parcela de mercado eran las baterías para teléfonos móviles. En 2003 fue adquirida por Qinchuan Vehicle Factory, quien dio forma a la actual BYD Auto. Son conocidos principalmente por sus autobuses eléctricos, con 12 metros de largo y 27 plazas, que homologa una autonomía de 250 kilómetros.

En España llegó a estar a la venta el BYD E6, un monovolumen de motor eléctrico de 4.860 milímetros de largo que también se ha vendido en países como Armenia, Suiza o Rusia. En 2016 se anunció su llegada otros países como Alemania o Austria, con un motor de 145 CV y 450 Nm de par, que podía alcanzar una autonomía de 400 kilómetros. No obstante, el precio que se anunció por entonces era bastante elevado: 50.000 euros antes de impuestos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.