Boldmen CR4, la nueva creación del fundador de Wiesmann

Boldmen CR4, la nueva creación del fundador de Wiesmann

Bajo su apariencia, hay un BMW Z4 M40i


Tiempo de lectura: 3 min.

Seguro que muchos os acordáis de Wiesmann, el fabricante de deportivos artesanales de origen alemán, los cuales, escondían mucho de BMW en su interior. Coches tremendamente atractivos, con un diseño que combinaba los clásicos rasgos de un coupé de antaño (morro largo, cabina muy retrasada, motor delantero y propulsión…), que también se imprimieron sobre versiones con techo plegable. Un placer para los sentidos, al menos si te gustan los diseños tradicionales, obviamente.

Fue un fabricante que estuvo en el candelero algunos años, haciendo soñar a más de un aficionado, con tener en su garaje un coche que no dejaba indiferente a nadie. Pero como ocurre con los pequeños constructores, la aventura acabó y pesar de los diferentes rumores que surgieron, Wiesmann cerró y no volvió a poner en circulación ningún automóvil con el geco en el frontal.

Ahora, el fundador de Wiesmann, Friedhelm Wiesmann, ha vuelto a fabricar automóviles. Ya anunció un nuevo modelo hace unos meses, pero es ahora cuando se han empezado a fabricar. El nuevo aparato de este alemán no se llama Wiesmann, su nombre es Boldmen CR4 y sigue escondiendo mucho de BMW bajo su traje que, por cierto, se fabrica íntegramente con fibra de carbono.

Esta nueva aventura se ha iniciado junto a dos socios: Harald y Michael Käs, padre e hijo, que ya tienen en su haber el Evertimer 02, una conversión dle BMW Serie 1 cabrio es algo parecido a un 2002 cabrio moderno. Además, también ha trabajo en RUF y el Alpina, así que experiencia con vehículos de altas prestaciones no les falta. No obstante, ya se sabe que la experiencia no asegura tener éxito en la industria del automóvil.

No obstante, el nuevo Boldmen CR4 promete sensaciones fuertes. Por un lado, la denominación anuncia algunas de sus características, como la C para “carbono”, la R de “Roadster” o el número 4, que hace referencia a su caballería. La base que se ha tomado para la creación del CR400 es un BMW Z4, aunque el Boldmen pesa cerca de 100 kilos menos gracias a su carrocería de fibra de carbono y la suspensión reduce la altura del casco en 20 milímetros al montar una nueva suspensión ajustable.

Respecto al motor, obviamente, también es de origen BMW, el seis cilindros 3.0 turbo del Z4 M40i. No obstante, en este caso pasa de los 340 CV originales a 408 CV (387 CV para Estados Unidos y Australia, por temas de emisiones).

El habitáculo es, como se aprecia en las imágenes, el mismo que emplea el BMW Z4, pero Boldmen ofrece una personalización total, poniendo como único límite las capacidades económicas del cliente.

La fabricación del Boldmen CR400 es totalmente artesanal y por el momento, tienen pensado fabricar 20 ejemplares en 2021, pasando a 80 coches en 2022. Además, afirman tener capacidad para fabricar 120 coches anuales, siempre que haya demanda suficiente. Los precios arrancan en 185.000 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.