Menu

Aston Martin Rapide AMR: una berlina con mucho espíritu RACER

603 CV de potencia atmosférica que pronto dirán adiós  

Aston Martin Rapide AMR: una berlina con mucho espíritu RACER

En otros lugares, cuatro puertas representan la razón y la automoción seria, pero no es el caso en el Aston Martin Rapide AMR. Esta edición tratará de convencer a aquellos que deseen una berlina de altos vuelos con una dosis extra de deportividad y la magia de contar con un V12 bajo el capó, aunque tan solo llegará a 210 afortunados.

Los motores de 12 cilindros de aspiración natural se consideran el culmen del arte de la construcción de motores, una arquitectura que está próxima de llegar a su fin y que tan solo encontramos ya en marcas como Ferrari y Lamborghini. En su sedán de cuatro puertas, el Rapide aún sostiene a estos nobles motores de la firma británica. Sin downsizing, sin turbo, pero con más potencia. En el nuevo Aston Martin Rapide AMR, el V12 de 6 litros entrega 603 caballos y 630 Nm en lugar de los 559 CV que suele desarrollar el bloque; el par motor se mantiene inalterado.

La filial AMR de competición de Aston Martin (llamada así por «Aston Martin Racing«) ha afinado el motor y ha hecho que el chasis y la carrocería sean más deportivos en esta versión mejorada de la rápida berlina. Los colectores de admisión más grandes mejoran el flujo de aire, mientras que, al mismo tiempo, se ha optimizado la gestión electrónica del propulsor para mejorar la entrega de potencia. Un sistema de escape deportivo proporciona el sonido adecuado que esperamos de un Aston Martin. El sprint de 0 a 100 km/h es cubierto en 4,2 segundos, dos décimas más rápido que el Rapid S.

Aston Martin Rapide AMR 1

La caja de cambios automática de ocho velocidades transmitirá la potencia del gran V12 a las ruedas traseras hasta los 330 km/h

Aston Martin Rapide AMR 2

Para que el Aston Martin Rapide AMR pueda transmitir con eficacia la potencia al asfalto está equipado con llantas de 21 pulgadas alojadas en neumáticos Michelin Pilot Super Sport de 245/35 delante y 295/30 detrás. Según Michelin, estas gomas tienen el récord mundial de frenado, medido con un 300 a 0 km/h en 6,66 segundos. A ello también ayudan unos discos de freno carbocerámicos de 400 mm en el eje anterior y de 360 mm en el posterior, con pinzas de seis y cuatro pistones respectivamente.

Para tomar curvas al límite de agarre de forma segura, el chasis también se ha rebajado en 10 milímetros. La capacidad de ajustar en tres durezas distintas los amortiguadores se mantiene, pero el diseño del chasis se ha desplazado hacia la agilidad y la dinámica en vez de tanto al confort. Aston Martin señala que parte del desarrollo de la suspensión se llevó a cabo en Nürburgring. Es importante tener una gran puesta a punto en un coche tan potente, de algo más de 5 metros y 1.990 kilogramos.

Como no podía ser de otra manera, el Rapide AMR tiene multitud de piezas de fibra de carbono y un interior más deportivo. La llamativa franja de color lima en contraste con el verde Stirling recuerda los logros de carreras de Aston Martin, aunque es una de las tres variaciones de diseño: Standard, Silhouette y Signature. En el habitáculo encontraremos costuras a juego (en lima o gris), una consola central de fibra de carbono, asientos tapizados en alcántara con logotipos AMR o un volante opcional con diseño al estilo One-77.

De todas formas, como suele ocurrir en las marcas más lujosas, el departamento de personalización Q by Aston Martin estará disponible para atender cualquier petición de los clientes. Seguramente, no lleguemos a ver dos unidades exactamente iguales -si es que vemos alguna vez una- nunca, y cada unidad será entregada a partir de octubre a un precio de 194.950 libras en Reino Unido y 229.950 euros en Alemania. En España no bajará de los 260.000 euros.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.