Alguien le ha montado un motor Honda turbo a un DeLorean

Alguien le ha montado un motor Honda turbo a un DeLorean

Con 400 CV –450 CV con etanol–, las prestaciones de la famosa máquina del tiempo mejoran ostensiblemente


Tiempo de lectura: 3 min.

El cine, más que cualquier otra industria, ha dado a conocer al mundo infinidad de cosas, que de otra forma, mucha gente ni siquiera sabría que existen. La industria del automóvil se ha visto beneficiada en muchas ocasiones, a veces buscado por el propio fabricante, como fue el caso del BMW Z3, en otras, por mera casualidad, como ocurrió con el DMC 12, el mítico DeLorean. De hecho, el caso del DeLorean es muy particular, pues cuando se estrenaron las películas donde era uno de los protagonistas indiscutibles, la saga de Regreso al Futuro –Back to the future era su título original–, el coche ya había dejado de fabricarse por diferentes problemas económicos y legales de su creador, el señor John DeLorean.

Así, el coche se hizo famoso después de haber dejado de fabricarse y por pura casualidad, ya que fue elegido porque los productores pensaron que quedaría sensacional convertido en máquina del tiempo. Y sí, lo hizo, es la máquina del tiempo más “cool” y molona que se haya creado, la más famosa del mundo, de hecho, pero en el fondo, como automóvil, era un fiasco. Un contraste enorme, porque no solo tiene un aspecto tremendo y aspiracional –un coche que se espera que sea muy prestacional de cierta categoría– y es la mejor máquina del tiempo del mundo, también fue un cúmulo de problemas y sus prestaciones son bastante mediocres.

Después de solucionar todos los problemas que se encontró por el camino, cuando llegó a producción, el DeLorean estaba animado por un motor V6 PRV que no ofrecía las prestaciones que prometía a simple vista, es más, era un motor bastante pobre, que con 2,8 litros solo rendía 130 CV. Y hablamos de un motor que se desarrolló en los 70, pero tuvo la mayor parte de vida comercial durante los 80. Por eso, aunque muchos aficionados presumen de mantener el coche de origen, hay quien decide hacer un swap en un DMC 12, en busca de las prestaciones que faltaban al motor de serie.

“Solo” existen unas 9.000 unidades del DeLorean, todas ellas con la carrocería de acero similar al quirúrgico sin pintar –una autenticación faena si alguien toquetea el coche, porque se quedan las marcas y cuesta mucho quitarlas–, y algunas de ellas, sobre todo en Estados Unidos, han visto como su V6 PRV desaparecía para dejar su lugar a un V( LS de origen Chevrolet, transmisión incluida. De esta forma, el DeLorean adquiere las prestaciones que se le presuponen, y el sonido también.

No obstante, hay quien ha preferido coger otro motor en lugar del clásico Chevy LS, con un resultado igualmente muy interesante. Se trata de u tipo llamado John Thompson, con quien ha podido hablar el Youtuber HondaPro Jason, quien ha montado en un DMC 12 un Honda K24 procedente de un Acura TSX de 2004 –un Honda Accord con algunos detalles específicos–. El motor, de origen, ya supone un gran cambio para el DeLorean, pues rinde 200 CV, pero el propietario ha preferido montar un turbo Precision 6062, con el que se alcanzan los 400 CV, que pasan a 450 CV si emplea etanol en lugar de gasolina. La potencia se envía, igualmente, a las ruedas traseras, pero se usa un cambio manual de seis relaciones de Porsche –el cambio original de la unidad era un automático de tres marchas–.

delorean dmc 12 (2)

Obviamente, el aumento de potencia también conlleva que se mejoren otros apartados del coche, como la suspensión o los frenos.

Para los puristas, el cambio de motor realizado a este DeLorean es toda una aberración, pero al menos, exceptuando frenos y suspensiones –cambiados con mucha lógica–, todo lo demás sigue intacto.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.