Vendido este Mitsubishi Lancer Evolution IV GSR por un precio que no creerás

Vendido este Mitsubishi Lancer Evolution IV GSR por un precio que no creerás

Esta versión del modelo japonés incluía equipamiento tecnológico exclusivo


Tiempo de lectura: 3 min.

Durante los últimos años del siglo pasado convivieron dos modelos cuya imagen era indisociable de los tramos de los ralis. El Mitsubishi Lancer era uno de ellos, y sus versiones Evolution servían para que cualquier conductor pudiera sentirse, con las obligadas precauciones, todo lo cerca posible de un piloto del mundial en cualquier carretera de curvas. No en vano, este Mitsubishi Lancer Evolution IV GSR, que acaba de ser subastado en Estados Unidos a través de Bring a Trailer, pertenece a una cuarta generación que, lanzada al mercado en el año 1997, aprovechaba los vientos favorables proporcionados por el título de pilotos logrado por Tommi Mäkkinen en la temporada de 1996 del WRC.

La unidad que acaba de cambiar de manos al otro lado del Atlántico fue construida en el año 1997, aunque su importación al país norteamericano desde Japón no tuvo lugar hasta junio de 2023. Su apellido GSR denota su pertenencia a una de las cuatro versiones que fueron comercializadas de este modelo. Esta, en concreto, se caracteriza por incluir un nivel de equipamiento tecnológico superior, cuyo sistema más notable consistía en un control de guiñada. Las siglas AYC daban cuenta del módulo encargado de repartir el par en su diferencial trasero para mejorar el posicionamiento del chasis ante los cambios de dirección.

Por supuesto, los diferenciales de deslizamiento limitado están presentes en ambos ejes en este modelo, con el objetivo de optimizar la transferencia al suelo de la potencia entregada por su propulsor de cuatro cilindros y dos litros de cubicaje. Con un turbocompresor de doble entrada, se obtenían hasta 280 CV a 6.500 revoluciones por minuto, mientras que la cifra de par motor máximo se situaba en los 352 Nm a 3.000 rpm. La caja de cambios es manual de cinco relaciones. Además, esta unidad incorpora un sistema de escape de competición, equipado con un catalizador de alto flujo firmado por SARD.

Mitsubishi Lancer Evolution IV GSR (1997) 03

Otros elementos que son característicos de esta versión, relacionados con deportivísima puesta a punto, son las barras antitorsión en ambos ejes, que redondean un tren de rodaje equipado con unos amortiguadores regulables provistos por Blitz. En el frontal, podemos observar un spoiler en la parte inferior y una abertura de ventilación en su capó, mientras que la trasera está dominada por el habitual alerón, presente sobre la tapa de maletero de todos los Mitsubishi Lancer Evolution. Las llantas de OZ son de 17 pulgadas de diámetro.

La imagen de su habitáculo va en consonancia con el aspecto exterior, y el volante de competición de MOMO se complementa a la perfección con los asientos deportivos que firma Recaro. También hay espacio para la comodidad, representada por su climatizador automático y el sistema multimedia con pantalla táctil de Kenwood, instalado por alguno de sus propietarios previos. Otro de los elementos añadidos con posterioridad consiste en un detector de radares.

Muestra el rastro de los 26 años de existencia que acumula, puesto que su pintura exterior está comenzando a levantarse, además de poderse observar algunos puntos de corrosión en la parte inferior de este ejemplar. En cualquier caso, y ya con 160.000 kilómetros en su odómetro, se trata de un automóvil icónico, propio de una época en la que los fabricantes acostumbraban a ofrecernos productos más pasionales que en la era actual. Por eso, los 16.000 dólares estadounidenses —14.625 euros, según el tipo de cambio actual— que ha pagado por él su nuevo dueño se nos antojan, de algún modo, una verdadera ganga.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.