Este Alfa Romeo Giulietta SZ de 1962 ha sido levantado de su tumba

Este Alfa Romeo Giulietta SZ de 1962 ha sido levantado de su tumba

Acumulando polvo tras 35 años encerrado en un sótano


Tiempo de lectura: 4 min.

La vida a menudo se interpone en los sueños de nuestros amados coches. Hemos visto suficientes proyectos estancados en almacenes, graneros o garajes particulares para saber que, incluso los mejores planes, pueden descarrilarse hasta pasadas varias décadas. Un coche se deja abandonado a su suerte, y de repente ha pasado el tiempo necesario para que el proyecto se convierte en un hallazgo de notoria importancia según el valor histórico que pueda tener el susodicho.

Pero a veces la razón es más explícita, como la forma en que un ascensor roto en Turín, Italia, aparentemente atrapó subterráneamente a este bello Alfa Romeo Giulietta SZ de 1962 durante 35 años. De acuerdo con la página de Facebook de Alfa Romeo Giulia y serie 105, este Giulietta SZ pintado en Blu Chiaro Metallizato fue encontrado en noviembre del pasado año. Era propiedad de un mecánico que, presumiblemente, no pudo sacar el coche del sótano, y acabó optando por dejarlo allí por más de tres décadas.

Una vez el mecánico falleció y no hubo voluntad para determinar el destino del pequeño coupé de Alfa, pasó a disposición del Gobierno italiano para ser subastado publicamente, donde se vendió por más de medio millón de euros, 567.000 euros para ser exactos. A pesar de haber permanecido oculto durante tantos años, el estado de conservación del modelo es también muy destacable, manteniendo tanto la carrocería, como el habitáculo y el tren motriz intactos desde que salió de la fábrica en 1962.

Alfa Romeo Giulietta SZ Nuevo

Así lucía el Alfa Romeo Giulietta SZ cuando era un coche nuevo

El SZ (Sprint Zagato) fue el pináculo prestacional para el humilde Giulietta de Alfa. Después de que un Sprint Veloce se estrellara en 1956 y fuera enviado a Zagato para ser reconstruído, el “SVZ” resultante demostró que un Giulietta más ligero y aerodinámico era capaz de un desempeñar un rol serio sobre el asfalto. Alfa Romeo puso en marcha la idea, y en 1960 apareció el Giulietta SZ en el Salón del Automóvil de Ginebra con una carrocería de impresionantes curvas salidas de la mano de Franco Scaglione (Bertone) y construido a mano con paneles de aluminio por Zagato.

La forma redondeada del SZ se adjuntó a un chasis adaptado del Giulietta Spider, más corto, y en la obsesión de Alfa Romeo por aligerar el peso, empleó para su nueva creación ventanillas Perspex -de polimetilmetacrilato- y un interior cuanto menos espartano. Debajo del capó se encontraba una versión muy afinada del bloque tetracilíndrico de 1.290 cm3 de la casa con carburador doble. El resultado eran 115 CV y 130 Nm. Con un peso e vacío de tan solo 785 kilos, el Alfa Romeo Giulietta SZ podía alcanzar los 200 km/h, una cifra muy respetable en un coche de esa época.

Coches como este Alfa Romeo Giulietta SZ fueron creados para equipos privados con la intención de correr en diversos eventos de automovilismo, como las 24 Horas de Le Mans o la Targa Florio

Básicamente, era un coche de carreras para la calle. Es por ello por lo que Alfa Romeo no produjo el SZ en grandes cantidades. Tan solo 217 unidades vieron la luz, de las cuales aproximadamente las últimas 40 fueron se fabricaron con la parte trasera Kammback, más aerodinámica. Estos ejemplares finales, que también integraban frenos de disco delanteros, se conocen como SZ II, o “Coda Tronca”. El Giulietta SZ que ilustra esta información debe ser una de las últimas unidades.

Teniendo en cuenta que ha estado en un sótano durante 35 años, el cochecito de Turín se encuentra en un estado sorprendentemente bueno, y parece totalmente completo, sin piezas perdidas. Con un poco de suerte, ha sido rescatado de su penumbra y ha encontrado un nuevo hogar. Tan solo necesita un buen lavado interior y exterior, y una revisión íntegra de la mecánica para que pronto vuelva a la carretera al ritmo del latido de su corazón de cuatro pucheros por la campiña italiana.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Bellezza y pieza de coleccionismo clásico, siempre Alfa Romeo è il migliore o como se escriba en italiano xD


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez