800 millones de euros de multa a Audi por el Dieselgate en Europa

800 millones de euros de multa a Audi por el Dieselgate en Europa

La justicia alemana ya había condenado a Volkswagen por lo mismo


Tiempo de lectura: 2 min.

Audi acepta su responsabilidad por el diseño, manipulación y producción de motores diésel V6 y V8 equipados con programaciones tramposas para engañar a las autoridades europeas. La fiscalía de Múnich impone a Audi una sanción de 800 millones de euros (Bußgeldbescheid), la máxima que permite la legislación alemana por infracción regulatoria y obtención de beneficios.

El fabricante no va a recurrir la decisión, ya que acepta su responsabilidad en el fraude. La sanción reducirá consecuentemente el beneficio de Volkswagen AG -empresa matriz de Audi-, pero no implicará pérdidas. Para Audi esta sanción es un paso más hacia pasar página en este asunto, pasados tres años del estallido del escándalo (Dieselgate).

Esta sanción viene después de que en junio la fiscalía de Brunswick impusiese a Volkswagen una sanción de 1.000 millones de euros por la manipulación de los motores diésel de cuatro cilindros. Aunque 1.800 millones de euros pueden parecer mucho dinero, sigue siendo una minucia comparado con lo que Volkswagen ha tenido que desembolsar en Estados Unidos, más de 25.000 millones de dólares, y por muchísimos menos coches.

El CEO de Audi, Rupert Stadler, ya ha terminado su contrato al haberlo rescindido la empresa el 2 de octubre. El ejecutivo fue arrestado el 18 de junio y permanece a disposición judicial desde entonces. Su cargo ha estado siendo desempeñado por Bram Schot, un ejecutivo de ventas.

Queda pendiente para Volkswagen -y no es precisamente baladí- un pleito con inversores en Alemania por no haber avisado a las autoridades del fraude cuando existía conocimiento del mismo, lo cual implicó que, cuando saltó el escándalo, sus inversiones se depreciasen un 30 %. Pueden pasar años hasta que ese pleito quede resuelto.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Yayo
Invitado
Yayo

Madre Santa…. !


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.