Menu

Este Lamborghini Miura P400 S de 1969 sin restaurar busca nuevo hogar

Se espera que alcance un precio en subasta superior al millón de euros

Este Lamborghini Miura P400 S de 1969 sin restaurar busca nuevo hogar

Un Lamborghini Miura P400 S sin restaurar será la estrella de la subasta de RM Sotheby’s en Londres a finales de este año, y se ofrecerá sin reserva. Esta unidad de 1969 se describe como una “capsula del tiempo”, dado que cuenta con la pintura, la mecánica y los tapizados completamente originales.

Este ejemplar ha estado almacenado en un cobertizo en la Selva Negra, en el suroeste de Alemania, durante los últimos cuatro años, y en ese período ha acumulado una buena cantidad de mugre y polvo. Pero lo que yace debajo nunca ha sido tocado, es decir, se ha conservado sin restaurar. Las imágenes de este toro bravo muestran exactamente como salió el deportivo italiano hace cinco décadas.

Con chasis número 4245 se vendió a su primer propietario, Walter Becker, en Nuremberg, en 1971. Tres años más tarde, un ejecutivo del mundo de la publicidad lo vendió a Hans-Peter Weber, quien mantuvo el Miura por el resto de su vida. Weber y su hermano eran pilotos de carreras aficionados que competían regularmente con Porsche 911 y tenían la intención de poseer un Miura en su garaje.

1969 Lamborghini Miura P 400 S Barn Find (17)

El Lamborghini Miura P400 S está alimentado por un V12 transversal de 3,9 litros que bombea 370 CV a las ruedas posteriores

Al enterarse de la existencia de este Lamborghini Miura P400 S amarillo –Giallo Flay– en Nuremberg, visitaron al excéntrico Becker, quien les vendió el coche en 1974. Era el orgullo y la alegría de Weber. Lo usó con frecuencia, pero lo cuidó con gran mimo y, a su muerte en 2015, había recorrido unos 29.020 kilómetros. El interior cuenta con el acabado original en Skay Blue donde tan solo los intermitentes y los cinturones de seguridad fueron cambiados a posteriori.

“Vivíamos al pie de la montaña Schauinsland en un valle muy angosto. Cada vez que mi tío, Hans-Peter, llegaba con su Miura, podíamos escucharlo minutos antes, ya que el sonido del motor era inconfundible”, recuerda su sobrino. Poco después del fallecimiento de Weber, nuestro protagonista fue llevado al cobertizo de un amigo en la Selva Negra germana, y ha estado allí desde entonces.

1969 Lamborghini Miura P 400 S Barn Find (11)

Maarten ten Holder, vicepresidente ejecutivo y jefe de RM Sotheby’s Europe, dijo que era un “raro honor” poder ofrecer un automóvil tan significativo como un Miura P400 S en condiciones originales sin restaurar. “Cualquier Miura S es raro y deseable por derecho propio, pero el coche que estamos vendiendo en Londres es una oportunidad que sería muy difícil de repetir”, manifestó.

La casa de subastas británica cree que es uno de los últimos ejemplos restantes en un estado completamente original, por lo que espera una guerra de ofertas que elevará el precio a una cifra entre 800.000 y un millón de libras esterlinas, entre 850.000 y 1.065.000 euros aproximadamente. Incluye su historial de servicio original, así como muchos documentos de época, facturas y la correspondencia con la fábrica italiana.

A principios de este año, Lamborghini confirmó que había certificado el Miura original que se utilizó en las primeras escenas de “The Italian Job” después de que se saliera del radar poco después de que se completara la filmación en 1968. El departamento Polo Storico de Lamborghini ratificó ese Miura P400 -número de chasis 35860- como el coche original utilizado para las escenas dinámicas, que no el que fue destruido.

Galería de fotos

Fotografía: Cortesía de RM Sotheby’s

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.