Menu

Coche del día: Volkswagen Vento VR6 Syncro

No vendas la piel del lobo antes de cazarlo

Coche del día: Volkswagen Vento VR6 Syncro

Volkswagen es un fabricante caracterizado por no arriesgar en sus diseños, pero a finales de los ochenta quería la potencia de un motor de seis cilindros en el Corrado VR6 y posteriormente en el Golf de tercera generación, ambos con el vano motor muy pequeño para un motor de seis cilindros en línea. La solución sería un V6, pero en el que ambas bancadas de cilindros compartiesen una misma culata y tapa de balancines, de este modo nace el VR6.

Este nuevo propulsor de V estrecha, apenas 15 grados, llegó al mercado apra motorizar al coupé de la firma germana, a la tercera generación del Golf y a su variante sedan: Volkswagen Vento en Europa, Jetta III en América y otros mercados. Este es el propulsor, evolucionado, con el que vieron las versiones R32 del Golf.

Pues bien, un día los ingenieros de la firma de Wolfsburgo tuvieron que desarrollar un sucesor de los Golf Syncro de segunda generación, coches que contaban con tracción integral para hacer frente a las inclemencias meteorológicas del norte de Europa y del que deriva el Golf Country. Como resultado nacieron el Golf VR6 Syncro y el Vento VR6 Syncro, este último más escaso todavía.

Volkswagen Vento VR6 Syncro 2

El Vento VR6 Syncro equiparía la versión más potente de entonces de este 2.9 V6, con 190 CV, el mismo que los Corrado VR6. Este propulsor se asociaba a una caja de cambios manual de cinco relaciones, la cual tenía su consecuente reenvío al eje trasero. En este segundo eje nos topábamos con un diferencial abierto y un embrague multidisco (Haldex) que mediante presión hidráulica acoplaría el eje de transmisión al diferencial trasero.

¿Nos suena de algo este sistema? Lo utilizaron los Golf R32 y los utilizan los Golf R, Passat 4Motion, Transporter de diferentes generaciones, Audi S3, Audi A1 Quattro…)

En esta ocasión se instalaba sobre la berlina más pequeña Volkswagen, el Vento; que no dejaba de ser una versión sedán del Golf. Esta es la razón por la que su habitabilidad seguía siendo la misma que en el compacto, añadiendo ligeramente más espacio de carga. Este Volkswagen “de papi” no tuvo mucho predicamento en sus versiones más potentes (los TDI llegaron para quedarse) dejando sus motores de gasolina más potentes en la parte baja de las ventas. El VR6 Syncro no iba a ser la excepción, siendo la opción más cara de la gama y de mayor consumo, por lo que casi no se vieron unidades en nuestro país.

Además sus prestaciones, aunque interesantes, no eran nada del otro mundo. Su aceleración en el 0-100 km/h se situaba en 8,1 segundos y su velocidad punta en 210 km/h, prestaciones superadas por el VR6 de tracción simple y prácticamente igualadas por el 2.0 de 16 válvulas. Las pocas unidades fabricadas hacen que sea un rara avis del que es muy difícil encontrar información fiable. La mayor parte de estos Ventos se vendieron en el norte de Europa, no es de extrañar, y han tenido una vejez bastante mala, quedando escasas unidades sin pasar por extrañas manos.

Volkswagen Vento VR6 Syncro 3

No sé a vosotros pero, a mí me parece una base perfecta para crear un señor sleeper con motorización y tracción integral de Audi S3.

El Vento VR6 Syncro tuvo continuidad con el Bora VR6 4Motion, el cual es el mismo concepto; un Golf sedán con un motor V6, esta vez con 204 CV de potencia.

COMPARTE
Sobre mí

Carlos Pascual

El olor a lubricantes y gasolina quemada han atraído a Carlos desde su niñez, por ello decide consagrar su vida a los coches: una forma de comunicarse, de disfrutar, de vivir.

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Raul Andreo Jimenez
Invitado
Raul Andreo Jimenez

Me gusta mucho lo detallado que os quedan los artículos de coche del día, pero por ejemplo no esperaba ver nada del Vento VR6 cuando hace poco se habló del Corrado y hace un poco más del propio sucesor del Vento, el Bora V6 4 Motion. Si no es mucho pedir, se podría ampliar el abanico.
Y siempre felicitaros por vuestro trabajo

Javier Costas
Editor

Lo bueno del coche del día es que no hay que seguir un orden, así que podemos ir hacia delante o hacia atrás según nos dé el viento. Sugerencia anotada, de todas formas wink

Pablo Mayo
Editor

Qué tal Raul. Intentamos no repetirnos, y si te fijas, no hay dos días seguidos con la misma marca. De hecho con los que comentas, están espaciados unos 7 días. Bien es cierto que cada autor tiene sus preferencias, y por una razón u otra, algunos modelos los tenemos más presentes o cercanos. Como digo más abajo, «hay más días que longanizas», así que habrá un «Coche del día» para todos.

sergio
Invitado
sergio

Este coche, con ese motor, si quitabas los logotipos de v6, podías dejar a muchos con la boca abierta al salir de un semáforo, un lobo con piel de cordero y mas siendo 4×4.
Recuerdo de conducir uno con el motor 2.0 la verdad que era una sensación de llevar un golf, pero con maletero, una sensación de coche mas grande, lastima que por culpa de un conductor…..acabara en el desguace.
Una sugerencia, o varias para coche del día.
tata safari.
Renault 18 turbo
renault 9/11 turbo
puegeot 306
santana 300/350

Pablo Mayo
Editor

Qué tal Sergio. Si no recuerdo mal, del Renault 18 ya tuvimos un coche del día, y de Renault ha habido unos cuantos. De todas maneras, «hay mas días que longanizas», así que habrá tiempo para rememorar los que comentas.

sergio
Invitado
sergio

Gracias Pablo…. lo busque y efectivamente esta el 18, siempre recordare ese coche con cariño, pues fue el coche de mi tío y de mi vecino, siempre recordare en verano el aire acondicionado, cosa que mi vecino, no pida presumir….ya puestos, se me ocurre una pequeña lista
Lada… strawara, creo que se llamaba así.
Kia cerato.
hyunadai accent I
Nissan primera.
tvr…cualquiera me vale.
spyker.
bristol….


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.