¿Y si el SEAT León ST no es un buen coche para la policía?

¿Y si el SEAT León ST no es un buen coche para la policía?

Un informe de la Ertzaintza los cuestiona, y la Guardia Civil estrena una nueva remesa


Tiempo de lectura: 3 min.

La relación entre SEAT, fabricante “nacional” por antonomasia, y los cuerpos policiales tiene una historia tan antigua como la del propio fabricante -más o menos-. No es de extrañar que sus modelos sean elegidos por cuerpos policiales de diversos tipos, como Policía Nacional, Guardia Civil, algunas policías autonómicas e incluso municipales.

Uno de los modelos más “exitosos” de los últimos tiempos ha sido el León ST/X-Perience, es decir, las versiones familiar y crossover del compacto. Se ha convertido rápidamente en vox populi que la Ertzaintza se ha dado cuenta de que algunos agentes de talla grande (más de 1,80 m) no caben en los coches, y en el caso de llevar algún detenido esposado, es como hacer un Blablacar con un coche del segmento A y jugadores de baloncesto.

Ante la evidencia de que algunos agentes no caben, el informe oficial sugiere que hagan “estiramientos” y “descansos posturales”, incluyendo su jornada laboral. Tengamos en cuenta que no hablamos de SEAT León ST/X-perience como los que cualquiera nos compraríamos, sino que van adaptados para la labor policial. Una de esas medidas es la mampara de separación entre los agentes y el pecador o pecadores que vayan detrás.

SEAT Leon ST TDI Guardia Civil

Si a eso le sumamos el equipamiento policial (chaleco antibalas, pistola, porra…), tallas grandes y un coche del segmento C, pues es lógico que aparezcan estos problemas. Los agentes de EEUU, que se mueven en coches del segmento D/E, pensarán que los europeos no estamos bien de la cabeza. Y el problema va a más, porque además de los 300 León X-Perience que adquirió la policía autonómica vasca en julio de 2018, se acaban de sumar 249 León ST FR que han entrado a servir con la Guardia Civil (uniformados y camuflados).

En el caso de los León vascos el problema fundamental es quién tiene que pagar las posibles adaptaciones, pues no son coches de la Ertzaintza, están en régimen de renting. Unitariamente fueron 62.000 euros por vehículo, mucho para un León, pero justificados por elementos de fábrica como “asientos reforzados, neumáticos específicos invierno-verano, alternador de mayor potencia, y amortiguación específica, entre otros.”

En cuanto a los de la Benemérita, el comunicado de prensa destacó entre las modificaciones “kits específicos para vehículos patrulleros y camuflados, entre los que destacan un equipo de antenas de comunicación, sistemas de señalización acústicos y luminosos, y toda la equipación necesaria para las autoridades de la Guardia Civil.”

Si queremos añadirle algo de sorna al tema, son todos diésel, 2.0 TDI de 150 CV (al menos de serie). Con todo lo que se le ha hinchado la boca a los políticos con el tema de la ecología y la demonización del gasóleo, y van y los adquieren diésel. Normal, no querrán pagar facturas enormes de gasolina -se mueven mucho- ni que los agentes estén perdiendo tiempo buscando surtidores de gas natural o instalándolos en los cuarteles. De las palabras a los hechos, trechos hay.

A lo mejor para la próxima vez hay que fundir más dinero público para comprar Tarracos (SUV segmento D), ya que SEAT abandonó la fabricación de sedanes o familiares más grandes desde la eutanasia del Exeo, a la sazón un Audi A4 (B7) mejorado. En descargo de SEAT, también hay que tener en cuenta que este problema ya se ha producido en otros vehículos policiales del segmento C.

Lo raro es que nadie haya dado la voz de alarma antes de hacer la compra, o que nadie con responsabilidades haya escuchado ese tipo de advertencias. Tampoco es la primera vez que alguien la ca*a con una compra de vehículos destinados al servicio público, recordemos las ambulancias que circulan por Madrid bastante pasadas de peso.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Convenios ventajistas de tres al cuarto. En vez de pensar en los agentes, solo piensan en sacar tajada la parte contratante y la parte contratada. Normal que pongan la vox en grito…

Daniel
Invitado
Daniel

Salvo los mampara que reducen el espacio más que suficiente delante si son normales para dos personas son más que suficiente. Saludos

reverfons
Invitado
reverfons

Un amigo tiene el Leon ST y por dentro no es precisamente super espacioso comparado con el Altea al que sustituyen muchos de estos Leon de Policia. Si los ayuntamientos tienen contrato que mantener con SEAT deberian haber sustituido el Altea por el Ateca y sino haber buscado en otras marcas el nuevo modelo de vehiculo policial.

promeu
Invitado
promeu

Con la nueva flota de la policía local de Barcelona pasa exactamente lo mismo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.