Coche del día: Porsche 928

Coche del día: Porsche 928

El GT de Stuttgart


Tiempo de lectura: 2 min.

El coche de hoy es uno de esos Gran Turismo que te deja con la boca abierta cuando lo ves al natural: el Porsche 928. Esta era la visión del fabricante de Stuttgart de cómo debía ser un GT deportivo, y no lo hicieron demasiado mal, ya que aparte de ser el Porsche más caro que habían fabricado hasta la fecha, lograron vender más de 60.000 unidades.

En el año 1978, cuando nació este coche, la crisis del petróleo obligaba a los fabricantes a realizar vehículos con menor consumo, y este fantástico Porsche no iba a ser menos: las puertas, el spoiler delantero y el capó del motor son de aluminio en lugar de chapa de acero. Además, detrás de los paragolpes de plástico se encontraban perfiles de aluminio que soportaban impactos de hasta 8 km/h sin sufrir daños.

En cuanto a la planta motriz, resultaba ser novedad en Porsche, ya que equipaba un motor V8 refrigerado por agua situado en posición central-delantera, algo inusual en la tradición del 911 que tenía la marca. No solo la ubicación del motor era diferente: la caja de cambios se situaba en el eje trasero, lo que normalmente se llama transaxle. El motor que equipó al principio de su vida comercial era de 4,5 litros, rindiendo 240 CV. Posteriormente llegarían actualizaciones, llegando a los 5,4 litros del GTS con 350 CV.

Top10 JJLopez Porsche 928 S4

Porsche 928 S4

El eje trasero del 928 fue una novedad absoluta. La característica principal de esta suspensión con dobles trapecios (también llamada eje Weissach) era su capacidad estabilizadora de la convergencia. Su efecto era prácticamente como el de una dirección de rueda trasera pasiva, teniendo convergencia positiva en apoyo, logrando un comportamiento más dinámico en curvas y anulando el subviraje. Otra novedad eran sus faros escamoteables o pop-up: se abrían eléctricamente hacia arriba y adelante cuando se conectaban.

Hubo diversas variantes a lo largo de su vida. La original, desde 1978 a 1982, equipaba el motor 4.5 con 240 CV. En 1980 aparecía la versión 928 S, que llegaría hasta 1986, equipando un motor 4.7 de 300 CV. Ya en 1987 apareció la versión 928 S4, cuya vida comercial llegaría hasta 1991, equipando un motor 5.0 de 320 CV, culminando en el 928 GTS de 5,4 litros y 350 CV.

En estas variantes también hubo cambios estéticos, sobre todo en las luces traseras. Personalmente, me gustaban mucho más las del original, tenían más carácter y se diferenciaban del resto de vehículos del mercado. Sin duda, un vehículo muy especial que merecería un espacio en nuestro garaje perfecto.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Porsche 928 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Cada mucho tiempo veo alguno. Recorre por mi cuerpo un escalofrío de grado BMW Z3 Coupé (divisoria para modelos que a bien tengo custodiados como ejemplificantes de transgresión en algún sentido).

zamu
Invitado
zamu

Eres de los míos… El hermano de un colega tiene un Z3 Coupé traído de Alemania… La primera vez que lo vi (hará unos 15 años) me fascinó. Y el 928, hace poco menos de un año, un chaval que lo tiene como oro en paño, me llevó a dar una vuelta en un S4… Vaya sonido!

Rest
Invitado
Rest

¡Vaya dicha la mía!

Al poco de mentar al Z3 Coupé, coincidí con una unidad M, de color negro, muy soberbia ella coronando la zona alta de un transportador-remolque y anteayer, sin ir más lejos, me la crucé en movimiento por la misma zona.

Las ruedacas traseras y los pares de escape, delataban un dominio absoluto sobre los conductores de los SUV más prepotentes del instante. ¡Menudo cuadro!

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

Cuando algo se diseñadise tal perfección, que pasan los años y sigue gustando. Se podría calificar como obra de arte. Hay pocos coches de los que se puede decir eso. Totalmente atemporal.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!