Menu

Los futuros deportivos de Mercedes-AMG (y de cualquiera) jamás volverán a sonar igual

La normativa europea de ruidos cada es más estricta

Los futuros deportivos de Mercedes-AMG (y de cualquiera) jamás volverán a sonar igual

Los fabricantes de automóviles siempre han estado esforzándose por hacer que el sonido del escape de sus coches más prestacionales nos despierte el espíritu RACER que tenemos dentro. Pero, aparentemente, todo está a punto de derrumbarse. Mercedes-AMG advierte que su próxima nueva línea de vehículos deportivos será un poco más silenciosa que en generaciones pasadas.

La confirmación llega de la mano del medio australiano Motoring, citando declaraciones que el planificador de productos de Mercedes-AMG, Bastian Bogenschutz, hizo durante una rueda de prensa para el A 45 S. El momento no podría ser menos oportuno, ya que el compacto más extremo de la casa germana hace gala del M139, también conocido como el motor de cuatro cilindros de producción más potente de la historia. Eso merece algo de ruido.

Tanto el Mercedes-AMG A 45 y sus hermanos sedán y familar, el CLA 45 y CLA 45 Shooting Brake, son los primeros coches de Affalterbach que salen al mercado bajo nuevas regulaciones europeas referidas al volumen de que generan los escapes. En caso de que te preguntes por qué las compañías automotrices no pueden ocultar el sonido en un modo específico, es porque las regulaciones miden el sistema de escape más ruidoso que ofrezca el modelo en cuestión.

Mercedes AMG CLA 35 4Matic 32

Cada vez serán más los coches de altas prestaciones que recurran a los altavoces de este para incrementar el sonido del motor

Además, estas regulaciones no solo afectarán al mercado europeo, sino que irán llegando progresivamente al resto del mundo. Espero que el sonido sintético sea de tu agrado, porque eso es lo que los fabricantes de coches planean usar para proporcionar algún tipo de sinfonía auditiva en lugar del clásico gorgoteo de los gases que salen del escape. “Las regulaciones se estaban volviendo bastante difíciles para que el sonido provenga del escape”, dijo Bogenschutz.

Cuando echamos un vistazo a las normativa de la Unión Europea, vemos que Bogenschutz no bromea. Los fabricantes han estado sujetos a normas limitantes de ruido cada vez mayores desde que entró en vigor la nueva legislación en 2016. Cada dos años se aplican límites más bajos, hasta que se lleguen a los 68 decibelios programados para 2026. Hace tres años el límite era mucho mayor, de 74 dB.

Los acérrimos a un sonido “puro” siempre pueden acudir a los sistemas de escape de aftermarket. Sin embargo, pueden ser muy caros. Si bien es un gran fastidio, no está claro cuántas compañías seguirán los pasos de Mercedes-AMG. ¿Es una mala noticia? Depende del punto de vista. Para los vecinos sí que lo será, para los fanáticos de un buen sonido emanando del escape desde luego que no.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Piloto
Rest

Dentro de nada…..pshpschhps….hablaremosss…..pshpshpspsps…..murmullandooo…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.