Coche del día: Jeep Grand Wagoneer (SJ)

Coche del día: Jeep Grand Wagoneer (SJ)

El precursor de los SUV de lujo en Estados Unidos


Tiempo de lectura: 6 min.

El Jeep Grand Wagoneer se puede considerar como el origen del concepto del SUV de lujo en Estados Unidos. Estuvo en el mercado desde 1984 hasta 1991. Ningún fabricante del país se atrevió a dar este importante salto, con una gran visión de futuro que se alarga hasta nuestros días. Era, literalmente, un coche familiar fusionado con un todoterreno.

Curiosamente, existía una marca extranjera que ya estaba explotando este incipiente segmento que cosechará infinidad de éxitos, y era ni más ni menos que Land Rover con su modelo Range Rover, aunque con un concepto de presentación ciertamente espartano y a un elevado precio. El británico empezó a salir de fábrica en 1970 en Solihull (Reino Unido).

El Jeep Grand Wagonner es por extensión el mismo modelo que el Wagoneer, pero con mayores dimensiones para aumentar su capacidad de carga. El Wagoneer original debutó en 1963, y durante décadas mantuvo su esencia sin apenas cambios estéticos y mecánicos. En 1966 intuyeron que podían acceder a una clientela de alto poder adquisitivo y presentaron la primera versión de lujo del modelo, conocida como Super Wagoneer.

1966 Jeep Super Wagoneer

1966 Jeep Super Wagoneer

De esta forma nos mostraba elementos de equipamiento de lujo atípicos en el segmento como unos potentes frenos, un equipo de radio de alta gama, un volante con la inclinación más propia de un turismo que de una camioneta (la norma hasta el momento) o dirección asistida. La exclusividad se completaba con un precio de salida casi tres veces superior a la de un vehículo medio con equipamiento básico.

American Motors Corporation (AMC) compró Jeep en 1970, fusionando el modelo Cherokee más básico con el Grand Wagoneer. A pesar de la insistencia de los distribuidores de AMC de aumentar el precio de este último, viendo el alto nivel de ingresos de sus compradores y sacar más beneficio por unidad vendida, aunque se vendiesen menos unidades -por más exclusividad- se siguió comercializando en grandes cantidades durante bastantes años.

Su combinación de robustez para circular fuera del asfalto y su elevado nivel de confort dentro de él consiguieron mantener vivo el interés de sus compradores, permaneciendo casi sin cambios durante casi tres décadas

A finales de los 70 AMC probó con el nivel de acabado Limited, y parece ser que a sus clientes no les importaba seguir pagando un precio sobradamente elevado con tal de disfrutar de una conducción suave y tranquila con el añadido de un montón de extras adicionales enfocadas al máximo confort. En 1982 la empresa decidió mejorar el equipamiento añadiendo elementos como tapicería de piel, aire acondicionado y un montón de ayudas eléctricas, acercándose al nivel ofrecido por Cadillac.

1984 Jeep Grand Wagoneer

1984 Jeep Grand Wagoneer

Pero no todo era de color de rosa para AMC, el último fabricante de automóviles independiente de Estados Unidos. Con nivel de endeudamiento muy elevado no le quedó más remedio que aceptar la propuesta de Renault para salvarse de la quiebra y separar los modelos Cherokee y Wagoneer, ofreciendo el primero con la nueva plataforma compacta XJ Cherokee, más básica y por tanto un modelo más barato, reservando el Wagoneer con su estructura clásica y distintivos precios elevados.

En 1984 hace su aparición nuestro protagonista, el Jeep Grand Wagoneer, trayendo consigo la mayor parte del equipamiento presentado por la versión Limited del Cherokee/Grand Wagoneer de finales de los 70. Sus dimensiones iniciales no eran excesivas, con 4.735 mm de largo, 1.900 mm de ancho y 1.687 mm de alto; su valor en báscula superaba las dos toneladas (2.048 kg).

Aunque inicialmente se ofrecía con una mecánica de un bloque 5.9 V8 de origen AMC, con 140 CV y 380 Nm de par motor, también se ofreció durante un tiempo un bloque 4.2 de seis cilindros en línea, menos potente pero más frugal en cuanto al consumo. Conservó la tracción a las cuatro ruedas, así como el acabado interior con inserciones de madera.

1986 Jeep Grand Wagoneer

1986 Jeep Grand Wagoneer Last Edition

Los pilotos traseros horizontales que envolvían los paragolpes traseros se sustituyeron por otros nuevos de diseño vertical, más finos y estrechos. En 1985 se introdujeron mejoras tales como una barra estabilizadora mejorada, amortiguadores de gas y unos muelles traseros de menor fricción. En este año se construyeron 17.814 unidades. Una de sus primeras apariciones en el cine fue en la película “Howard: un nuevo héroe” (1986).

En el mismo 1986 se actualizó su diseño con una nueva parrilla delantera dividida en cuatro partes, un techo solar corredizo (opcional), un climatizador mejorado, un nuevo volante de dos radios o la introducción de reposacabezas ajustables. Otras mejoras de calado fueron un nuevo salpicadero, nuevo panel de instrumentos, paneles de puertas rediseñados y asientos tapizados en piel. Se incorporó un diferencial de deslizamiento limitado trasero -Trac-lock- que enviaba la potencia a la rueda trasera de mejor tracción. Se vendieron 17.254 unidades.

En 1987, bajo la batuta de AMC, incorporaba como equipamiento estándar un motor 5.9 V8 y unos novedosos neumáticos Michelin P235/75 R15, junto a un nuevo equipo de sonido con sintonizador electrónico de radio, reproductor de casetes y cuatro altavoces Jensen. Se fabricaron 14.267 unidades. Sus ventas fueron bastante sólidas a pesar de su elevado precio, en la línea de su homólogo de Volvo, pero mucho más caro que sus competidores naturales como el Ford Bronco o el GMC Jimmy.

1991 Jeep Grand Wagoneer Last Edition

1991 Jeep Grand Wagoneer Final Edition

El margen de beneficio por unidad vendida suponía casi 1/3 de su precio final de venta, un valor muy elevado

Las unidades vendidas en el último periodo, de 1989 a 1991, se consideran los mejores de todos los tiempos, y las que se encuentran en mejor estado se venden a un precio más elevado que el original de fábrica. Cuenta además con una pequeña legión de seguidores leales. Y sí, es el vehículo que conduce Skyler White (mujer de Walter White) en la serie “Breaking Bad”.

El Grand Wagoneer aguantó con dignidad hasta 1991, momento en el que hicieron aparición unos nuevos y exigentes estándares de seguridad, así como las novedosas normas de consumo y emisiones contaminantes. De esta forma su clientela se redujo a un grupo de selectos y fieles con unos ingresos holgados, el equivalente a 200.000 dólares, unos 180.000 euros, que disfrutaban de su prehistórica concepción, elevados consumos, pero con una comodidad y practicidad fuera de toda duda. Su sucesor fue el Jeep Grand Cherokee (ZJ), que también hubo con versión 5.9 V8 como tope de gama.

Jeep Grand Wagoneer

1991 Jeep Grand Wagoneer Final Edition

Después del nacimiento de la fiebre SUV que sufrimos hasta nuestros días actualmente se está redescubriendo una nueva generación de fans nostálgicos que desean experimentar la conducción de un vehículo tan particular. La Fiat Chrysler tiene en mente resucitar el concepto con el Grand Wagoneer 2022. El tiempo dirá si es buena idea, aunque dependerá de muchos factores, fundamentalmente económicos, y de si ya ha pinchado la burbuja de los SUV, al menos con motores convencionales.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Jeep Grand Wagoneer con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Raúl Andreo
Invitado
Raúl Andreo

Cual era su homólogo de Volvo en 1987?

Javier Costas
Editor

Salvando las lógicas distancias, el Volvo 760 Estate. La longitud es muy similar y el espacio del habitáculo no es tan diferente.

Roberto
Invitado
Roberto

Cuando leo 5.9 V8 y 140 cv, es como si una parte de mi cerebro se quedase en blanco, incapaz de seguir procesando. Que distintos son estos americanos…..”no replacement for displacement”!
Un saludo.

Javier Costas
Editor

Las crisis del petróleo de 1973 y de 1979 dieron como resultado que, durante unos años, hubiese motores con una potencia ridícula para su cilindrada, además de la dificultad de cumplir las normativas antipolución con esos dinosaurios a base de carburación y dos válvulas por cilindro. Iban capadísimos. No creas que los Mustang y Camaro de la época eran mucho más potentes.

Las cosas volvieron a su sitio con la inyección electrónica.

cacho_perro
Invitado
cacho_perro

A mi aparte de eso es ver esos modelos con cromados y madera y pensar en óxido a paladas…. mae mía que era más oscura aquella para los coches “miricanos”, entre las potencias ridículas y lo mal hechos que estaban muchos modelos normal que luego los modelos japoneses y más tarde coreanos acabaran arrasando…

Pablo Mayo
Editor

Mítico Jeep que se puede considerar el inicio de los SUV de lujo. Creo que los Simpson se inspiraron un poco en él (otro poco en el Ford Bronco) para crear el mítico “Caynonero”.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!