No, el logo de BMW no es una hélice de avión

No, el logo de BMW no es una hélice de avión

Y el tricolor de "M" tiene sus orígenes en acuerdos comerciales


Tiempo de lectura: 8 min.

Aunque es cierto que BMW no comenzó como una compañía automotriz, la creencia de que su logo simboliza las hélices de un avión no es más que una confusión que la propia marca en sí no ha querido desmentir durante muchos años. Pero antes de dar una explicación, comencemos con dos datos curiosos: el primero es que el emblema está en el top 10 de los más reconocibles del mundo; el segundo es el diseño corporativo, que ha sido fiel durante casi 100 años.

La historia de BMW comienza en 1913, cuando un hombre llamado Karl Rapp fundó la compañía Fábrica de motores Rapp S.A. (Rapp Motorenwerke GmbH) con el objetivo de fabricar motores para aviones. Una empresa que cambiaría de nombre tras cuatro años, cuando la fábrica pasó a llamarse Fábrica de Motores Bávara (Bayerische Motorenwerke), más conocida en la actualidad por sus iniciales. Antes de la incursión del logo, el único elemento distintivo de la marca eran precisamente esas tres siglas.

Con el paso del tiempo, la actividad de BMW se recondujo hacia la producción de motocicletas por las condiciones del Tratado de Versalles, y posteriormente de automóviles. A pesar de ello, no fueron ninguna de las dos razones las que acabarían siendo el detonante del cambio en el logotipo. En un principio, tomó un estilo similar al logotipo de Rapp, con un anillo negro rodeando el exterior en el que estaba escrito el nombre de la empresa, pero el centro pintado en el azul y blanco que hemos llegado a conocer y amar.

BMW Logo Evolucion (3)

En las primeras acciones publicitarias de la marca no aparecía ningún tipo de logo, únicamente eran reconocibles las tres letras que hoy en día la continúan identificando: BMW

Y contrariamente a la creencia popular, esto no se debió a que la empresa hubiese construido motores de aviones, sino que se derivó de los colores del Estado de Baviera. Si bien estos últimos se organizan justo en sentido inverso (al menos en lo que respecta las reglas heráldicas), la ley de registro de marcas locales prohibía en ese momento el uso del escudo de armas estatales u otros símbolos de soberanía en los logotipos comerciales. BMW tuvo que cambiar su estrategia.

El 5 de octubre de 1917 la joven empresa recibía su primer logotipo. El anillo exterior del símbolo ahora estaba delimitado por dos líneas y las letras BMW en un tono dorado. Los cuartos del círculo interior conseguían su objetivo. Sin embargo, ese símbolo de perfeccionismo unido a un diseño de calidad y de alta ingeniería han traído cierta confusión a medida que pasaron los años. Y no hay mentira en que se parece a una hélice a plena luz del día con el reflejo del sol.

Fue en el año 1923 cuando el logotipo de BMW apareció en las calles por primera vez, concretamente sobre el depósito de gasolina de la primera motocicleta de la compañía, la R 32

Pero, ¿cómo se llegó al famoso embuste? “El logotipo y el significado del símbolo no estaban realmente en el centro de atención en los primeros días”, explica Fred Jakobs, director de archivo, BMW Group Classic. “En esos primeros años, BMW simplemente no estaba presente en la conciencia pública”. Pero el motivo no solo se debe a la fabricación de motores de avión, o a que la Luftwaffe usara aeroplanos azules y blancos durante la Primera Guerra Mundial.

Todo se debe a un anuncio impreso de la compañía de 1929, donde el logo de BMW se usaba en las palas de las hélices de los aviones promocionando un nuevo motor de avión que la marca estaba construyendo. El mismo motivo se utilizó nuevamente en otra publicación publicitaria en 1942, y eso fue suficiente para crear un mito. Sin embargo, la propia BMW también desempeñó un gran papel gracias a su escaso esfuerzo para contradecir estas teorías a lo largo de los años.

BMW Logo Anuncio 1929

En una publicación de la compañía de 1942 llamada “Flugmotoren-Nachrichten” (noticias sobre motores de aviación) apareció un artículo ilustrado con una imagen mostrando el símbolo de BMW en la hélice en movimiento de un avión

BMW Logo Anuncio 1942

El logotipo de BMW no ha cambiado mucho a lo largo de los años, pero se han realizado algunos ajustes menores a medida que la compañía continuó creciendo. En 1923 el logotipo se afinó y la redacción pasó a ser más compacta y audaz. Los bordes también se volvieron más estilizados y el oro se hizo más llamativo. En 1936 el emblema cambió el color en el apartado escrito y comenzó a usar letras blancas, y el azul se volvió un poco más pálido que las versiones previas.

Los bordes también se minimizaron. De hecho, uno de ellos se omitió, dejando solo el exterior. Después de un par de décadas, en los 70 y 80 el logotipo experimentó un cambio agregando más colores, pero dejando intacto el diseño original. El azul marino, el rojo y el púrpura se incluyeron como semicírculos alrededor del logotipo en todos los lados, predominantemente en el lado derecho. Sin embargo, pronto volvería el diseño original, aunque ahora en formato digitalizado.

BMW M340i xDrive Touring 2019 27

Si eres una persona avispada, te habrás dado cuenta de que esos mismos tonos fueron los mismos que acabarían dando imagen a la división Motorsport de BMW, más conocida como “M”. Cuando en sus comienzos necesitaba patrocinadores para los equipos de carreras oficiales de fábrica, Texaco era un patrocinador importante en el panorama del automovilismo mundial y, como tal, fue la compañía a la que la firma germana se apuntó con la librea tricolor M original.

Hay una versión que afirma que, en un intento de cortejar a Texaco, las rayas rojas aludían a su color corporativo, mientras que el azul era similar al del Estado de Baviera. El púrpura en el medio era una representación de las dos compañías unidas, ya que el rojo y el azul juntos hacen el púrpura. El acuerdo con el gigante del petróleo fracasó antes de que realmente se hiciera realidad, pero el logotipo de BMW M ya había sido diseñado, y funcionaba bien en los coches de la marca, por lo que el logo se mantuvo.

Esta versión ha sido desmentida recientemente por la propia BMW, afirmando que el rojo proviene de su identificación con los deportes de motor, el azul de su color corporativo por la bandera del estado de Baviera y el púrpura que es la mezcla de ambos y de sus conceptos.

Tras este pequeño inciso, volvemos al emblema de BMW. Usando sombras y otros efectos de diseño que gozaron de un enorme auge durante los 90 para aportar mayor profundidad, el logo consiguió proyectar una imagen más realista. Pero el año 2020 ha traído un cambio drástico en la identidad de la marca. En marzo, la compañía presentó un nuevo icono. En él, el círculo negro fue sustituido por un fondo transparente. Plano y minimalista, acorde con las nuevas tendencias.

BMW Logo 2020

El nuevo logotipo, mostrado en el Concept i4, está destinado a fines de comunicación, incluidas ferias y eventos, y está siendo promocionado entre el 3 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021

La marca alemana afirma que el nuevo logotipo bidimensional “transmite apertura y claridad”, mientras que una “versión transparente adicional del logotipo es una invitación más que nunca para que los clientes se unan al mundo de BMW”. Sin embargo, no busques la nueva identidad corporativa de BMW en lugares obvios. Sus coches y sus concesionarios conservarán el logotipo actual, datado de 1997. Actualizar sus más de 4.500 concesionarios costaría millones de euros.

En resumidas cuentas, cuando le preguntes a cualquier persona vagamente interesada en los coches de dónde viene el logo de BMW, y probablemente te cuente la historia de cómo representa las hélices de los aviones que la firma de Múnich solía construir durante la Gran Guerra, siendo el blanco las palas de la hélice y el azul de un cielo limpio, podrás replicarles con sabiduría. No dejes que te engañen, están equivocados, y ya ves que no solo lo decimos nosotros.

BMW Logo Evolucion (1)

Simple pero original, el logotipo de BMW ha resistido con éxito la prueba del tiempo. En cuanto a las teorías sobre su origen y significado, no hay duda de que contribuyeron a la popularidad de la marca.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

La historia detrás de un logo suele ser curiosa cuanto menos. Difícilmente BMW se desprenderá de las hélices así como así porque, en mi opinión, contiene unos tintes más acertados y atractivos para la creencia popular.

Daniel
Invitado
Daniel

Muy interesante. Yo era de los que creian lo de las élices de avión. Genial artículo!!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!