Coche del día: Vencer Sarthe

Coche del día: Vencer Sarthe

Un superdeportivo minimalista y artesanal


Tiempo de lectura: 4 min.

El Vencer Sarthe es un superdeportivo de la firma holandesa Vencer que vio la luz en 2014. Dos años atrás estaba todavía en estado embrionario, pues solo existían algunas imágenes generadas por ordenador, pasando a ser un prototipo de preproducción un año después, en 2013 y presentándose en el Top Marques de Mónaco. Su puesta de largo definitiva fue en el Salón Privé de septiembre de 2014.

El salón dura cuatro días y no solamente se exhiben vehículos de otra galaxia, sino que se pueden admirar complementos, joyas y relojes fuera de serie a precios fuera de serie también. Si te sabe a poco puedes admirar, probar y comprar si lo deseas y tienes una buena cuenta corriente chucherías como helicópteros y lujosos yates de uso privado.

A la mayoría de los mortales no nos resultará conocido dicho nombre, y es que es un salón elitista dirigido a clientes VIP. Este salón se celebra en el Principado de Mónaco y la marca holandesa aprovechó la edición de 2013 para presentar su modelo Sarthe, una clara evocación del circuito francés homónimo. Su precio de partida era de 250.000 euritos en el modelo de pre producción, subiendo a los 270.000 en el definitivo (sin impuestos), y solo se ofreció a los mercados europeo y chino.

En el caso concreto de nuestro protagonista, el invitado de honor de retirar la lona y descubrir semejante joya sobre ruedas fue el príncipe Alberto de Mónaco. Sarthe es el nombre del departamento francés donde se ubica la ciudad y el circuito de Le Mans, con lo que nos hacemos una idea de la naturaleza de este vehículo que se fabricará exclusivamente por encargo.

El modelo de producción se conocía como Vencer Sarthe 2015, y experimentó más de 100 cambios con respecto al modelo de preproducción. Se rediseñó el pilar C, lucía una nueva cubierta del motor, se le añadió el alerón trasero y algunos elementos aerodinámicos como los splitters delanteros.

Su diseño neo retro se inspira en los prototipos que competían en el circuito de Le Mans de los años 80, pero con una aerodinámica mucho más estudiada y afinada, con unos faros bixenón complementados por otros de naturaleza LED (para la iluminación de día). La trasera resulta imponente y muscular, de carácter muy personal, gracias a sus dos grandes escapes situados en los extremos de la carrocería y un no menos llamativo alerón.

Vencer Sarthe 3

Lo más llamativo de su interior es el dominio del minimalismo y la inexistencia de un tablero de instrumentos a la vieja usanza, con relojes, botones y demás

Todo se controla a través de una gran pantalla digital central que se puede configurar de forma personalizada. Este habitáculo está revestido de cuero, tejido Alcantara y fibra de carbono. No faltan el climatizador, elevalunas eléctricos, GPS con sistema multimedia, alarma y cierre centralizado.

El chasis está conformado por un entramado de tubos de acero de elevada resistencia al que se une una célula de seguridad para albergar a los pasajeros y un subchasis trasero construidos en una aleación denominada Cromoly (Cromo-molibdeno).

Toda esta estructura está vestida por una carrocería de fibra de carbono, consiguiendo un reparto de sus 1.390 kg con un 45 % de ellos delante y el 55 % restante detrás. Sus dimensiones son 4.515 mm de largo, 1.984 mm de ancho y 1.190 mm de alto, con una batalla de 2.791 mm.

Vencer Sarthe 5

El motor va situado en posición central trasera y es un 6.3 V8 sobrealimentado de origen GM, que en el modelo de preproducción generaba 510 CV y 650 Nm, aumentados posteriormente hasta los 621 CV a 6.500 RPM y 832 Nm en el Sarthe definitivo.

Esta caballería se transmite a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de seis marchas -algo inusual en estos superdeportivos- empujando al Sarthe a los 100 km/h desde parado en 3,6 segundos y a los 338 km/h de velocidad máxima, superando al modelo de preproducción en 12 km/h de velocidad punta (326 km/h) y reduciendo en dos décimas el registro de 0 a 100 km/h (3,8 segundos).

El equipo de frenos comprende discos ventilados en ambos ejes con idéntico diámetro, 385 mm, controlados por unas pinzas de ocho pistones delante y seis detrás, complementado por ABS. No lleva ninguna otra ayuda a la conducción. La suspensión es independiente en ambos ejes, con doble brazo oscilante, y va calzado con zapatos de diferentes medidas, con 245/35 R19 delante y 295/30 R20 detrás.

Vencer Sarthe 2

El Vencer Sarthe está pensado para el disfrute de su conductor en la carretera, sin ayudas a la conducción, para que la conexión hombre-máquina sea más intensa y personal, rodeado de una atmósfera lujosa y minimalista para no perder la concentración en lo que realmente importa: conducir.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado