Coche del día: Toyota Corolla G6R

Coche del día: Toyota Corolla G6R

Bendita sexta marcha


Tiempo de lectura: 3 min.

Ciertamente el Toyota Corolla G6R es todo un rara avis, pero empecemos por el principio. Con el Corolla EP 110 -la octava generación del compacto japonés-, Toyota había decidido simplificar las cosas creando un coche de carácter global pese a mantener la base técnica del modelo al que sustituía. Lo lanzó con cuatro carrocerías distintas que copaban el grueso de ventas del segmento compacto y que compartían un frontal cuyo rasgo diferenciador recaía en sus faros redondeados, tanto en la lámpara principal como en el pequeño intermitente.

Sin embargo, la parrilla con forma de panal de abeja variaba en su tono -cromado o negro- según los niveles de acabado, los cuales a su vez introdujeron nuevas denominaciones dando paso a Línea Terra o Línea Luna en lugar de siglas algo más ambiguas. Al llegar a la zaga cada una de las cuatro carrocerías tenía ya una identidad propia más allá de la diferenciación de sus volúmenes, puesto que los grupos ópticos eran totalmente diferentes entre sí, y de nuevo su rasgo más característico frente a modelos de la competencia.

La carrocería menos usual era el Liftback o cinco puertas, más larga para dar cabida a un maletero de mayor capacidad que el resto de compactos que se vendían en Europa, con la excepción de sus compatriotas de Honda o Mazda que por entonces también distinguían en tamaño los tres y cinco puertas. Por tanto, el papel que jugaba el más pequeño era el de vehículo juvenil y desenfadado, y para atraer a este público se optó por la denominación Coupé.

Toyota Corolla G6R

Fue una estrategia de puro marketing a la que no solo recurrió Toyota (Citroën hizo lo propio con el Xsara), porque el Corolla de tres puertas ni parecía un cupé ni contaba con motores que le dieran un aire deportivo. Cierto es que los bloques de gasolina 1.3 de 86 CV y 1.6 de 110 tenían muy buen rendimiento, pero incomprensiblemente quedaban asociados en esta carrocería al acabado más básico en el que ni siquiera el cierre centralizado o elevalunas eléctricos venían como equipo de serie.

No fue hasta la llegada de los G6 y GR6 cuando por fin se les dotó de algo de picante, tanto en su aspecto como en su comportamiento. Y es que las primeras unidades del Corolla de octava generación pecaban de unas suspensiones demasiado blandas, lo que unido a una corta batalla más propia de utilitario del momento, comprometían demasiado su estabilidad. Con nuevos tarados de muelles y amortiguadores, el Corolla se vistió también de sport gracias al GR6 que nos ocupa.

Los cambios mecánicos provenían únicamente de la inclusión de una sexta marcha a su caja de cambios que le dotaba de una personalidad más deportiva, si bien las prestaciones no mejoraban frente al 1.6 de 5 velocidades. Se disfrutaba más por el desarrollo más corto y cerrado de las cinco primeras relaciones, quedando la sexta como marcha de desahogo en carretera. Una pena que no se aumentara la potencia, porque los cambios efectuados en el bastidor de esta versión en particular dieron mucho juego.

Toyota Corolla G6R

Se incluyó una barra estabilizadora trasera con la que no contaban los demás Corolla, una suspensión delantera reforzada y muelles y amortiguadores más rígidos que le proporiconaban un comportamiento muy cercano al de un deportivo.

En el interior se introdujeron detalles de color rojo como los cinturones de seguridad, pespuntes de la palanca de cambios o alfombrillas, así como en la grafía de la instrumentación. Por fuera eran nuevos los paragolpes delanteros que renunciaban a los faros antiniebla, la parrilla pintada en negro o las llantas de 15 pulgadas. Se comercializó en nuestro país como una edición limitada inicialmente a 75 unidades.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Mejoraba un pelín pero le seguía faltando imagen.

wuvwoo
Invitado
wuvwoo

Acá en Chile se vendieron hartos de esa generación (sedán y familiar, se usaron como taxis), todavía se van algunos en circulación, los podías encontrar tanto en los concesionarios Toyota como mediante importación desde zonas francas, era muy parecido a la versión gringa de ese entonces (pero esta en particular era de manufactura Brasileña si mal no lo recuerdo)…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!