Coche del día: Tommykaira M30E (W124)

Coche del día: Tommykaira M30E (W124)

O un exclusivo Mercedes-Benz 300E preparado a la japonesa


Tiempo de lectura: 3 min.

Cuando hablamos de empresas dedicadas a la preparación dentro de la automoción, siempre se nos vienen a la mente nombres como AMG, Alpina, Carlsson, etc. Pero seguramente el que hoy te traemos, Tommykaira, no lo hayas oído en tu vida salvo que seas un aficionado a los videojuegos de carreras como Gran Turismo o Forza Motorsport, donde puedes encontrar algunas de sus creaciones entre las opciones disponibles.

Esta empresa japonesa fundada en 1986 por Yoshikazu Tomita, un preparador y exportador de automóviles de alta gama, y Kikuo Kaira, mecánico y diseñador dentro de la F1. Llevaban ya dos décadas bajo el nombre de Tomita Auto Inc. creando modificaciones en diferentes automóviles japoneses y alemanes, al punto de convertirse en 1984 en el preparador oficial de Hartge sobre modelos de Nissan y BMW y distribuidor de AMG en el país nipón.

Pero el modelo que hoy os traemos hasta espíritu RACER, el Tommykaira M30E, es la versión que el preparador japonés haría sobre la generación W124 de Mercedes-Benz, siendo esta la segunda preparación que hacía sobre un automóvil de la marca germana y la última, además de dedicarse a partir de ese momento a remodelar únicamente automóviles de fabricación nipona.

Tommykaira M30E W124 2

TommyKaira se convertía mediados de los 80 en el primer preparador nipón de manera oficial, creando versiones de Hartge en diferentes modelos japonés y alemanes

Como decimos, en primer lugar fue un Mercedes-Benz 190 el primer automóvil que saldría de las instalaciones del preparador japonés, tras un extenso trabajo en su mecánica 2.0, que lograba incrementar en más de 40 CV de potencia respecto a la versión de serie, bautizado como Tommykaira M19, algo que se convertiría en costumbre en todos los automóviles preparados por ellos que, al igual que Alpina, no portan el nombre ni versión del modelo que se usa para las preparaciones.

Poco después llegaría el Tommykaira M30E, creado sobre la base de la versión 300E de Mercedes-Benz. El propulsor seis en línea de de 2.960 cc y 185 CV de potencia era sometido a una exhaustiva preparación mecánica, donde se trabajaba en el bloque aligerando pistones y bielas además de incorporar un nuevo sistema de escape, logrando incrementar la potencia inicial hasta los 225 CV a 6.100 RPM y un par máximo de 279 Nm a 4.730 RPM.

Todo era aderezado con unas suspensiones de tipo McPherson con muelles helicoidales y amortiguadores regulables Bilstein, así como un kit específico de carrocería con paragolpes y taloneras modificados y donde destacaban unas llantas cromadas en doble medida calzadas con neumáticos 205/55 ZR16 y 225/55 ZR16 delante y detrás, respectivamente.

Tommykaira M30E W124 3

La empresa nipona tan solo hizo dos preparaciones sobre automóviles no japoneses, ya bajo el nombre de TommyKaira. A partir de ese momento, únicamente trabajó con modelos del país asiático, llegando a fabricar incluso un modelo propio, el ZZ

Pintado en color negro, destacaba la característica franja lateral tan común en preparaciones del momento y en especial en las de Hartge, con las que Tommykaira había estado trabajando hasta ese momento.

En su interior más de lo mismo, con detalles como un volante específico que sustituía al del modelo germano o un completo equipamiento en el que destacaban los asientos eléctricos delanteros, aire acondicionado, cierre centralizado, etc. Además, este podia completarse con techo solar, tapicería de cuero, pintura metalizada o un cambio automático de cuatro relaciones.

No se sabe a ciencia cierta cuántas unidades se hicieron finalmente de aquella preparación del 300E a manos de Tommykaira, aunque todo hace suponer que muy pocas, ya que a partir del año siguiente dejaron de trabajar con modelos europeos. Eso, unido a un precio de 8,38 millones de yenes de aquel 1987, unos 11 millones de las antiguas pesetas y equivalentes a unos 174.000 euros en la actualidad, lo hacía un producto al alcance de muy pocos.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Mercedes-Benz 300E con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.