Menu

Coche del Día: Skoda Felicia descapotable

Se cumplen 60 años de su presentación

Coche del Día: Skoda Felicia descapotable

En Škoda están de celebración, pues ayer se conmemoraba el 60º aniversario del estreno del Felicia descapotable, posiblemente el cabrio checo más popular de la historia y uno de los modelos de la marca más buscados entre los coleccionistas.

Ocurrió un 1 de marzo de 1959 durante la Feria de la Primavera de Leipzig como anticipo a su presentación internacional en el Salón de Frankfurt unos días después. Un mes más tarde aparecería en Nueva York, ya que el mercado estadounidense tenía un importante peso para los fabricantes europeos en general, y modelos descapotables en particular.

Con unas atractivas líneas, el Felicia descapotable medía 4.065 milímetros de longitud y podía dar cabida a cuatro ocupantes, contando además con una capacidad de maletero de 320 litros. Se sustentaba sobre una plataforma con una distancia entre ejes de 2,39 metros que estrenaba una suspensión delantera más elaborada que anteriores modelos de la marca al montar resortes helicoidales en el eje delantero. Resultaban llamativas sus llantas de 15 pulgadas o la posibilidad de equipar un techo de fibra de vidrio que pesaba 27 kilos.

Bajo el capó se montaba un motor de 4 cilindros con 1.089 centímetros cúbicos y 50 CV de potencia entregados a 5.500 revoluciones. Con un peso de 930 kilogramos, alcanzaba 130 km/h de velocidad máxima y prometía un consumo medio de 9 l/100 km. En 1962 apareció una versión más potente denominada SUPER, que aumentaba la cilindrada a 1.221 cc y la potencia alcanzaba los 55 CV, consiguiendo superar la velocidad máxima en 5 km/h.

Skoda Felicia Descapotable 1

De los 14.863 Felicia que se produjeron, dos tercios fueron exportados por todo el mundo

El habitáculo del Felicia también fue recibiendo mejoras con el tiempo para hacer la vida a bordo más agradable. Los respaldos de los asientos delanteros podían abatirse y plegarse hasta casi formar una cama. La palanca de cambios pasó de la columna de la dirección a la ubicación más tradicional en el túnel central, y el salpicadero recibió un recubrimiento en cuero artificial. El techo opcional ofrecía ahora la posibilidad para los pasajeros traseros de tener dos ventanas laterales que podían abrirse.

El Felicia descapotable gozó de un notable éxito desde el inicio de su producción. Durante el primer año se fabricaron 3.251 unidades, de las cuales el 70% fueron a parar al mercado de exportación. A pesar de ello, estuvo en el mercado solo cinco años debido a la llegada de una generación de modelos ŠKODA completamente nueva que abandonaría el chasis de tubo y el concepto clásico de motor delantero y tracción trasera para dar paso a los 1000 MB de motor trasero.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.