Coche del día: SEAT 1500 Familiar

Coche del día: SEAT 1500 Familiar

No solo fue el familiar más caro de SEAT, también sirvió para toda clase de versiones


Tiempo de lectura: 3 min.

SEAT, tras el enorme éxito del 600 y la necesidad de ampliar su catálogo, poco a poco, puso en circulación diferentes modelos, todos ellos de origen FIAT, que permitían a los españoles de los años 60 y 70, tener diferentes coches entre los que escoger. Sí, había más marcas en las tiendas, pero SEAT, gracias al apoyo gubernamental, destacaba por encima de las demás.

Así, en 1963, en la feria de muestras de Barcelona, se presenta el SEAT 1500, con el que se reemplazaba al SEAT 1400 C, aunque a simple vista no era sencillo distinguir a uno del otro –salvo los primeros 2.300 ejemplares, en el resto cambiaban faros delanteros, embellecedores de las ruedas, salpicadero y algunos detalles–. El cambio más importante del SEAT 1500 tenía que ver con su motor, un 1.481 centímetros cúbicos que rendía 75 V a 5.000 revoluciones y 115 Nm de a 3.200 revoluciones, con el que presumía de alcanzar los 144 km/h.

El 1500 era lo más grande que tenía SEAT en producción en aquellos años, un espectáculo en cuanto a diseño, obra de Pininfarina para los FIAT 1800 y muy inspirado en los coches norteamericanos. Y aunque no era tan absurdamente grande como los haiga yankees, para cualquier español de la época, el 1500 era un automóvil enorme y sobre todo, lujoso y señorial. Aunque eso no impidió para que se lanzara una carrocería familiar, que lo volvía todavía más grande y espacio.

seat 1500 ambulancia

La carrocería familiar apareció dos años después de la puesta en escena del sedán, en 1965, y como este, fue un coche bastante caro y más propio de familias con mayores capacidades económicas que el resto, los cuales, debían conformarse con un SEAT 124 Familiar. Estéticamente, poco que destacar, pues como cualquier carrocería familiar, se resolvió con un alargamiento del techo hacia atrás, lo que permitió ganar espacio. No obstante, se mantuvieron las aletas traseras y sus pilotos casi verticales, los cuales, sobresalían un poco al final de la carrocería.

Ranchera, rubia, Station Wagon… el SEAT 1500 Familiar, gracias a su enorme tamaño, también sirvió para desarrollar otras versiones destinadas a cuerpos de seguridad o servicios. Su habitáculo de seis plazas dejaba lugar, por ejemplo, a todo lo necesario para atender a un herido o a un enfermo, al convertir el coche en una ambulancia, aunque también lo usaron como coche de parque móvil ministerial –PMM–, telégrafos, asistencia en carretera y hasta la Guardia Civil.

La primera versión del SEAT 1500 Familiar se realizó con la carrocería del SAT 1400 C y el FIAT 1800 Giardinetta, para después, en 1969, adoptar la carrocería del FIAT 2300 Familiare –el frontal bifaro y el techo acanalado–. Montaba un portón trasero de doble hoja –la luna trasera se abría hacia arriba y la parte de chapa, hacia abajo–

El SEAT 1500 dejó el marcado en 1972, después de 134.766 unidades repartidas entre todas sus versiones.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Romul Izard Gavarro
Invitado
Romul Izard Gavarro

El Seat 1400/1500 era la versión tope de gama del momento de Seat era un cruce de la carrocería del Fiat 1800/2300 con la mecánica del Seat 1500 o sea una carrocería prevista para motores de 6 cilindros con un motor de cuatro. Era evidente que era un vehículo inframotorizado. Pero era lo que Seat ofrecía como tope de gama. Hubo dos versiones de carrocería con dos o cuatro faros

Yarko 21
Invitado
Yarko 21

En 1965 no existía el Seat 124


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado