Coche del día: Renault R19 Cabrio

Coche del día: Renault R19 Cabrio

Presentado en 1992, el R19 es un descapotable popular con dos motorizaciones de toque deportivo


Tiempo de lectura: 5 min.

Una de las marcas que más y mejor han entendido el concepto de coche popular es Renault. Y no sólo por ofrecer vehículos ajustados a las necesidades diarias de movilidad, sino también por dotar a esos mismos modelos de variantes que los hagan más atractivos. En ese sentido, la tradición deportiva de los Gordini y Alpine penetró en la empresa del rombo combinada con los míticos turbo de los ochenta. De esta forma, desde el pequeño R5 hasta la berlina R21 presentaron modificaciones muy excitantes a pesar de su carácter popular y masivo. Característica que también compartió el abanderado de Renault en el segmento C con el R19 Cabrio.

Un descapotable para el público general que usó como base al que fuera el compacto estrella de la marca desde 1988. Un éxito global ensamblado en once fábricas desde Colombia hasta Taiwán, del cual se llegaron a vender casi seis millones de unidades durante dos generaciones y catorce años en producción. Ofertado en hasta quince terminaciones diferentes al menos durante su primera fase, el R19 siempre partió de un mismo bloque motor de cuatro cilindros en línea. Con ese cimiento, las potencias variaban desde los 58 CV del TR hasta los 140 CV del 16V. Sin duda la versión más carismática de la gama, abanderada de la deportividad diaria en el sentido de los GTI.

No obstante, entre las versiones de este compacto que en su versión Chamade mutó a sedán tres volúmenes apareció una que pocos esperaban: la R19 Cabrio. Y es que, aunque Renault ya había fabricado descapotables de corte más o menos popular como el Floride / Caravelle de 1958 hacía años que no ofrecía versiones a cielo abierto. De hecho, los pocos R5 cabriolet siempre fueron firmados por carroceros particulares. Mientras que como variante abierta hecha por la marca sólo salió un pequeño pick-up llamado Belle-Ile. Destinado al muy escueto mercado de usuarios vacacionales en Córcega y Costa Azul.

renault r19 cabrio (2)

El Renault R19 Cabrio hacía resurgir el interés de Renault por fabricar descapotables basados en modelos populares. Una apuesta por variantes especiales pero prácticas

Renault R19 Cabrio, un descapotable de raíz popular

Hoy en día Renault y Peugeot siguen siendo dos de los pocos fabricantes en ofrecer opciones descapotables más o menos populares. Las cuales han ganado en practicidad al prescindir del endeble techo de lona para montar la solución rígida pero plegable que popularizase el Mercedes SLK en 1.996. No obstante, parece que este nicho de mercado va perdiendo adeptos constreñido por el imparable avance de los SUV. Un categoría que parece comerse todo lo que encuentra a su paso; desde las berlinas hasta los deportivos con bajo centro de gravedad y gusto por enlazar curvas. Muestra del sino de los tiempos a pesar de lo reciente de modelos como el R19 Cabrio.

La recuperación de los descapotables por parte de Renault, incorporando esta variante a la gama del popular modelo en 1992. Eso sí, ofreciéndola tan sólo con las dos motorizaciones más potentes. Lo cual da al R19 Cabrio un toque deportivo especialmente en su versión 16V, provista de una entrada de aire en el capó para adecuar el rendimiento de su motor con 1.764 cm3,140 CV e inyección directa. Prestaciones nada desdeñables si tenemos en cuenta que el peso total asciende a unos tan sólo 1.070 kilos. Setenta y cinco más que los dados por la otra versión disponible: la TXI. Más ligera pero rebajada en su potencia a los 107 CV.

Respecto a la carrocería, lo cierto es que con el R19 Cabrio existe una amplia división de opiniones. En lo referido a las líneas maestras del modelo base hay que indicar la participación de Giorgetto Giugiaro. El cual aportó su gran capacidad para la practicidad y las proporciones al equipo de diseño de Renault. Así las cosas, sus líneas fueron sobrias pero acertadas para su propósito. No obstante, en lo referido al R19 Cabrio todo es mucho más polémico, estribando la razón en haberse limitado a quitar el techo en vez de rediseñar al menos la zaga. La cual se presenta como un duro apartado rectangular donde las líneas no fluyen como se espera en un descapotable, el cual ha de insinuar la fluidez del aire en todos sus puntos de vista.

Ofrecido en dos motorizaciones, el R19 Cabrio llegaba a ser un excitante modelo a cielo abierto en la versión 16V. Con sus 140 CV y poco más de mil kilos

renault r19 cabrio (6)

De todos modos, la realidad es que soluciones como la tapa plegable de la capota y su ajuste en el perfil a los reposacabezas traseros aportan encanto. De hecho, y especialmente si la presentamos con la mecánica de 16V, el R19 Cabrio posiblemente sea la versión más interesante de la gama de cara a coleccionistas interesados en futuros clásicos. Un coche al que no dejaríamos perder la pista en el mercado, prometiendo una vida como histórico más interesante a la que tuvo como nuevo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergio
Invitado
sergio

Una duda, extraña, de malas lenguas, dicen que el megane cabrío, era en realidad un 19 con algunos refuerzos y nuevo traje ¿Es cierto?
es 19, no 21, quizá sea un error, pero confunde al leerlo

Pablo Mayo
Editor

Hola Sergio. Aunque Renault lleve años usando la misma arquitectura, no parece probable que se usara tal cual la base del Renault 19 cabrio, debido a que salió al mercado en 1997, dos años después de presentar la primera generación del Megane; tiempo necesario para realizar el desarrollo de la nueva carrocería.

Raúl Andreo
Invitado
Raúl Andreo

Eso realmente si pasó con el Golf mk3 Cabrio, con el cambio generacional adaptaron la estética del Golf IV y a correr


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García