Coche del día: Porsche 718 Boxster (982)

Coche del día: Porsche 718 Boxster (982)

Cuando el Boxster se turboalimentó


Tiempo de lectura: 5 min.

La historia del Porsche Boxster como lo conocemos se remonta hasta la segunda mitad de los años 90, cuando se empezó a comercializar la primera versión, Boxster 2.5 (986). No obstante, la denominación “718” no se incorporó hasta esta versión del Boxster, algo que también se le añadió al Cayman, la versión de techo duro. Hasta 2016, a este coche se le llamaba Boxster a secas, desde la cuarta generación es el Porsche 718 Boxster.

Se le empezó a denominar 718 Boxster como referencia a un antepasado de carreras, el verdadero Porsche 718, al introducirle turbocompresor al motor bóxer de cuatro cilindros, campo en que Porsche tenía experiencia con los 911. El 718 tenía su origen en el mítico Porsche 550 Spyder de competición, aunque de este bólido cogió la estética exterior, mientras que el interior era una completa obra de ingeniería. Como se suele decir, la belleza está en el interior.

Los primeros 718 fueron exclusivamente para competición, ganando hasta tres veces el Targa Florio y una vez en las 12 horas de Sebring. Incluso llegó a competir en la Fórmula 1 y Fórmula 2. Los 718 corrieron desde 1957 hasta casi mediados de los 60, cuando se retiraron de la competición.

Porsche 718 Boxster 982 2

Porsche 718 Boxster

Entrando en materia, el 718 Boxster de 2016 introducía el turbocompresor para sus versiones básica y S, que hacía posible una mayor potencia con una menor cilindrada, el principal cambio mecánico respecto al modelo de 2012 (981) con motores atmosféricos. Era la primera vez que se montaba un motor bóxer de cuatro cilindros en un Porsche desde finales de los años 60, ya que las tres generaciones anteriores a este coche habían montado motores bóxer de seis cilindros.

En la versión Boxster básica el motor era de 2 litros, con 300 CV y el turbo, con el que se podían alcanzar los 275 km/h de velocidad máxima y un par motor máximo de 380 Nm, 100 Nm más que en el modelo anterior, disponibles desde las 1.950 revoluciones hasta las 4.500. En cambio, el Boxster S añadía a ese motor medio litro más (2.5) y 50 CV más de potencia, con un turbocompresor con turbina de geometría variable -VTG- para dar una velocidad máxima de 285 km/h. Tenía un par motor máximo de 420 Nm, 60 Nm más que su antecesor, disponibles entre las 1.900 revoluciones y las 4.500.

Ambas versiones traían dos opciones de caja de cambio. De serie venía la manual de seis velocidades, mientras que la transmisión PDK de doble embrague con siete velocidades era opcional. También incluían como opcional el Paquete Sport Chrono, que permitía, junto a la transmisión PDK, una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,7 segundos en la versión normal, de 4,2 segundos en la versión S.

Porsche 718 Boxster 982 3

Porsche 718 Boxster S

Otra de las grandes características de este coche era la reducción del consumo respecto a su predecesor 981, un 13 %. En la versión normal se reducía el consumo en 1 litro cada 100 kilómetros, bajando hasta los 6,9 l/100 km, mientras que en la versión S era de 0,9 litros cada 100 kilómetros al bajar a los 7,3 l/100 km.

El 718 Boxster introdujo en el interior del coche un nuevo cuadro de instrumentos como también un nuevo sistema de infoentretenimiento llamado PCM o Porsche Communication Management. Este sistema introducía a este modelo la pantalla táctil, que tenía un módulo de navegación como añadido opcional. Además, para una mayor conducción deportiva, más de lo que era ya el Boxster, introducía el Porsche Active Suspension Management o PASM como opcional, que bajaba el coche 10 milímetros en la versión normal y hasta 20 mm en la S, mejorando así la aerodinámica, y una centralita modificaba la dureza de los amortiguadores.

En cuanto al exterior, todo había sido sometido a un restyling excepto los maleteros, el parabrisas y la capota, que se habían mantenido iguales al Boxster 981 del 2012. Este 718 tenía mayores entradas de aire tanto en el frontal como en los laterales y se habían cambiado los faros para introducir el bi-xenón, con los LED como opcional. Los dos maleteros se mantenían iguales, con 130 litros para el delantero y 150 para el trasero. De serie montaba unas llantas de 19 pulgadas, opcionalmente optaba a 20 pulgadas

Porsche 718 Boxster 982 4

Porsche 718 Boxster S con paquete Sport Chrono y cambio PDK

Porsche se caracteriza por tener pequeñas referencias entre los modelos de sus coches. Ya se ha visto con la denominación de 718 a este remodelado Boxster, pero aún queda una referencia más en este roadster de 2016, y es al 911. El volante de este 718 Boxster es muy similar al del 911 de ese mismo año (991), el cual también introduce un pequeño mando circular para cambiar entre los modos de conducción que ofrece.

Como ya hemos visto, el Boxster incluía el PCM como sistema multimedia y que precisamente fue estrenado en el 911. Como curiosidad, ambas versiones del 718 Boxster son exactamente iguales excepto en una cosa, la altura. La versión normal es 1 milímetro más alta que la versión S, al igual que sucede en los Cayman, que no son más que Boxsters con techo fijo.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Porsche 718 Boxster con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.