Coche del día: Opel tigra

Coche del día: Opel tigra

Es un tigretón y no es de Bimbo


Tiempo de lectura: 2 min.

El Opel Tigra se presentó como concept car en el Salón de Frankfurt de 1993, con tan buena acogida que se pasó a su producción en serie en 1994. Compartía concepto con el Ford Puma, el pequeño coupé de bolsillo, además de ser su principal competidor. Estaba basado en la plataforma y en las mecánicas del Opel Corsa B, pero no cogía los paneles exteriores de la carrocería ni elementos exteriores.

Lo que no le hizo mucha gracia al público era su interior, puesto que tomaba muchos elementos del Corsa tales como el salpicadero, las plazas delanteras y el tablero de instrumentos, lo que no conjuntaba bien con su bonita línea exterior. A nivel mecánico solo teníamos dos opciones: un bloque de 1.400 cc y 90 CV con caja manual y automática de cuatro velocidades, y otro de 1.600 cc y 107 CV, heredado del Corsa GSI -esta sí que era una pelotilla divertida-.

Sus aceleraciones no eran brillantes, ya que hacía el 0 a 100 km/h en 10,5 segundos frente a los 9,5 segundos que tardaba el Corsa GSI; a cambio tenía una velocidad punta superior -206 km/h- debido a una quinta marcha más larga, una buena aerodinámica -Cx de 0,31- y unas llantas de 15 pulgadas. Algo que mejoró su comportamiento fue la calibración de la suspensión realizada por Lotus, realizando el mismo trabajo en el Astra G. Debido a su relativamente ligero peso se dispuso en el eje trasero un sistema freno de tambores, suficiente para controlar este coche.

Aquí podéis ver un curioso video de un minutillo de duración, es entretenido…

https://youtu.be/Ab18pPDft3Y

Siendo un producto de General Motors se vendió también en Norteamérica como Chevrolet Tigra y en Inglaterra como Vauxhall Tigra. En el año 2000 cesó su producción y hasta el 2004 no llegó su sucesor, el Tigra TwinTop, basado en el Corsa C y posiblemente la versión más interesante, con motor 1.8 de 125 CV además del ya mencionado 1.4 de 90 CV.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Si este Tigra hubiese tenido una fiel continuidad, me lo habría agenciado. Precioso.

Jesús Guillermo Pozo Gallego
Invitado
Jesús Guillermo Pozo Gallego

Siempre me encantaron estos coches, fiables y bastante robustos. Creo que los pertenecientes a esta generación (Astra f, vectra B), son los últimos Opel que podían mirar de tú a tú a sus competidores “premium” sin que les sacasen los colores (estando en un rango de precios inferior). Ahora que parecían que habían encontrado el camino de nuevo (el Astra K me encanta), les ha cogido de la mano PSA. A ver como evolucionan.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.