Coche del día: Milan Red

Coche del día: Milan Red

Vuela pegado al asfalto


Tiempo de lectura: 4 min.

El Milan Red pertenece al selecto y reducido club de superdeportivos, un espacio donde los pequeños fabricantes pueden dar a conocer sus exclusivas criaturas a precios de escándalo. Este modelo salió a la venta en 2018, y es obra de una compañía austríaca llamada Milan Automotive, nacida en 2012.

Como en todos estos vehículos, la elección del nombre está muy pensada. Proviene del sobrenombre con el que se conoce al milano real o milano rojo, “Red Kite” en inglés. El espíritu de esta maravillosa ave rapaz se ve reflejada en el carácter del coche, formando también parte de su logotipo. No es casualidad que las fotos oficiales se hayan tomado en un hangar de aviación.

Su aerodinámica está muy estudiada, aspecto donde las aves rapaces son auténticas maestras. Siempre hemos dicho que la naturaleza es nuestra maestra, y no hacemos otra cosa que copiarla -de forma burda- mediante las creaciones de nuestros ingenieros y diseñadores. Milan Red es un nombre muy acertado sin duda. Más que verlo, lo oiremos si tenemos la fortuna de cruzarnos con uno de ellos.

Milan Red 3

Inspirado en una de las rapaces más bellas, el milano real o milano rojo –“Red Kite” en inglés-, su elaboradísima aerodinámica y su ligero peso de 1.300 kg le hacen “volar” pegado al suelo hasta los 400 km/h. Tan solo dedica 10 segundos -9,98 para ser exactos- para alcanzar los 300 km/h (no 100, 300)

Uno de los elementos de equipamiento más curiosos y llamativos es la posibilidad de monitorizar en una de las pantallas de su interior imágenes del latido del corazón del conductor. Suponemos que su ritmo se podrá acercar al límite del infarto en algunas ocasiones. Está siendo estudiado y desarrollado por el equipo de ingenieros.

El servicio de mantenimiento del vehículo tiene una clara inspiración en el Bugatti Veyron, con un servicio súper rápido de mantenimiento por parte de un grupo de ingenieros de la marca (denominados “Flying Doctors”, doctores volantes) en el propio desplazamiento hasta el cliente. También incluye diagnóstico remoto en tiempo real y telemetría.

Lógicamente añadiremos un peso muy contenido -1.300 kg- gracias al empleo masivo de la fibra de carbono en la carrocería, el chasis monocasco y la totalidad de la suspensión. Es un valor reducido dadas sus dimensiones, con 4.741 mm de largo, 2.156 mm de ancho, 1.197 mm de alto y 2.750 mm de batalla. A modo de ejemplo, un Bugatti Veyron coquetea con las 2 toneladas, y el Koenigsegg Agera con los 1.600 kg.

Debajo de esta preciosa carrocería nos encontramos un verdadero corazón de un auténtico atleta, experto en los sprints cortos e intensos. Su enorme V8 de 6,2 litros sobrealimentado con cuatro turbos está situado en posición central trasera longitudinal, y le permite desarrollar 1.325 CV a 7.000 RPM y 1.400 Nm de par, bajando de 1 kg/CV la relación peso/potencia. No todos pueden presumir de ello.

Un propulsor V8 de 6,2 litros con cuatro turbos en posición central trasera longitudinal que eroga 1.325 CV a 7.000 RPM y 1.400 Nm de par arroja una relación peso/potencia por debajo de 1 kg/CV

Como nos podemos imaginar, las prestaciones son de otra galaxia, al igual que el precio (a partir de 2 millones de euros). La velocidad máxima supera los 400 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, necesitando 5,5 segundos para alcanzar los 200 km/h y 10 segundos para los 300 km/h -lo que tardan algunos compactos en alcanzar los 100 km/h.

Para que sus privilegiados propietarios disfruten al máximo de la conducción su inmensa caballería se transmite a las ruedas traseras, nada de tracción total. Para ello utiliza una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones.

Milan Red 2

Como era de esperar, los frenos son discos carbocerámicos a las cuatro ruedas, con 390 mm de diámetro delante y 380 mm detrás, con pinzas Brembo de seis y cuatro pistones, respectivamente. La suspensión lleva amortiguadores ajustables adaptativos (podemos variar la altura de la carrocería desde los 90 hasta los 135 mm), dobles triángulos y barras estabilizadoras modificables.

El agarre es tal que en las curvas se pueden experimentar aceleraciones laterales de hasta 2,6 G, gracias a unos neumáticos de dimensiones 265/35 R20 delante y 325/30 R21 detrás que lo mantienen unido al firme. Las llantas son de aluminio forjado. En la zaga se añade un alerón con función de aerofreno, cuya utilidad resulta obvia.

Los principales rivales que tiene en su mirilla es el Bugatti Chiron y el Koenigsegg Agera. Y tienen motivos para preocuparse, a tenor de las palabras del CEO de Milán Automotive: “A día de hoy, ya se puede conducir un coche artístico que es un monstruo de alta tecnología, un trono sobre cuatro ruedas o un automóvil que solo sirve para un fin: llamar la atención. […] Aquí es donde entramos a jugar”.  Solamente habrá 99 afortunados poseedores de esta maravilla de la ingeniería automovilística.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.