Coche del día: Mercedes-Benz F200 Imagination Concept

Coche del día: Mercedes-Benz F200 Imagination Concept

Imaginación y tecnología puesta al servicio del cliente


Tiempo de lectura: 4 min.

Presentado en Salón de París de 1996, el Mercedes-Benz F200 Imagination dio una idea a los seguidores de la marca y los medios de comunicación dedicados al sector de cuáles eran los criterios y conceptos con los que la marca germana decidía entrar en el siglo XXI.

Puso de manifiesto en cualquier caso su intención de apostar por las nuevas tecnologías, un nivel de confort por encima de cualquier otro standard y mostró algunos de los rasgos que a la postre serían empleados en diferentes modelos que irían apareciendo en los años posteriores.

En cualquier caso este concept car, además de ser una recreación futurista de novedosos sistemas de control y manejo con el sistema drive-by-wire (conducir por cable), donde no había volante sino un joystick electrónico con el que conducir el coche -buscando maximizar el espacio interior-, dejaría detalles de calado en cuanto a diseño.

Mercedes Benz F200 Imagination Concept 1

Detalles que posteriormente se implementarían en la nueva generación de la Clase S (W220) de 1998, o el Clase CL (C215) del mismo año. También otros componentes, como la apertura de sus puertas al estilo “alas de gaviota” del legendario 300 SL Gullwing, llegarían más tarde hasta el SLR McLaren de 2003.

El Mercedes-Benz F200 Imagination hacía entrever cuál sería el camino a seguir por parte de la marca alemana en la entrada al nuevo siglo

Lo que queda claro es que aquel escaparate tecnológico sería una plataforma idónea con la que la marca alemana evolucionaría las nuevas generaciones dentro de algunas de sus gamas. Otros elementos, además de los mencionados, como por ejemplo su techo totalmente acristalado y eléctrico, terminaría empleándose en el año 2002 en el Maybach 62.

También contaba con un sistema de reconocimiento de la voz para activar el teléfono integrado, denominado Linguatronic, pero este equipo ya se había estrenado ese mismo año en la Clase S del momento, conocida en código interno como W140. Un sistema de cinco cámaras integradas en diferentes puntos del automóvil, serían las encargadas de sustituir a los retrovisores convencionales, dándonos una visión periférica de todo el coche.

Mercedes Benz F200 Imagination Concept 3

En materia de seguridad seguiría la misma tónica, donde una vez más diferentes sistemas inéditos en la marca hasta ese momento serían los protagonistas. Prueba de ellos es por ejemplo el Active Body Control, donde trabajan paralelamente la suspensión con diferentes elementos del interior, en los que la finalidad es mantener al pasajero lo más seguro posible en caso de impacto, aplicando parámetros como la velocidad, aceleración, frenada o posición del asiento y cinturón de seguridad.

También un equipo de iluminación, con un total de seis focos independientes, formaba parte del F200, donde cada uno de ellos se encendía o apagaba en función de la necesidad de luz por parte del vehículo en cada momento y situación. Airbags laterales de ventana integrados en los pilares centrales fueron también una primicia y parte del equipamiento que montaría el GT alemán.

Tecnología a raudales, enfocada a la seguridad y eficiencia en la conducción, junto a un equipamiento de alto standing, eran las cartas de presentación del Mercedes-Benz F200 Imagination

En cuanto al plano mecánico, el F200 Imagination contaba con el V12 de 6 litros de cubicaje de la casa. Con un total de 394 CV de potencia, este coupé de altos vuelos podría transportar a sus cuatro pasajeros  de una manera rápida, cómoda y segura, sin dejar de lado un equipamiento first class en cualquiera de sus apartados, y del gusto de los más exigentes.

Mercedes Benz F200 Imagination Concept 4

La transmisión asociada el descomunal bloque era automática de cinco relaciones, y al igual que la dirección, funcionaba de manera electrónica, precisando de diferentes parámetros (velocidad, RPM, giro de las ruedas, etc.) para insertar en el momento adecuado cada velocidad.

Aquel llamativo y eficiente Mercedes-Benz F200 Imagination no llegaría a comercializarse como tal, aunque hubo algunos rumores de que podría convertirse en el nuevo SLC 600, pudiendo albergar un techo rígido acristalado como el concept o de metal, con la opción de convertirse en descapotable, algo que finalmente no se llevó a cabo.

Pero sí que sirvió indudablemente para marcar el nuevo rumbo a seguir en la marca de la estrella, posicionándose a comienzos de siglo como una de las más punteras en términos tecnológicos, y manteniendo por supuesto ese nivel de calidad y dedicación a cada detalle siempre intrínseco en la firma alemana.

COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.