Coche del día: Isuzu Como Super Truck

Coche del día: Isuzu Como Super Truck

Isuzu desarrollo en secreto un motor de Fórmula 1 y lo montó en este concept car


Tiempo de lectura: 2 min.

A veces, los fabricantes más inesperados, son los que tienen ideas más rocambolescas. Evidentemente, las ideas extravagantes suelen ser para llamar la atención, para que el público se fije, es puro marketing, como lo fue el Isuzu Como Super Truck, un concept car que poco tenía que ver con la actividad principal de la firma japonesa.

Isuzu es una empresa especializada en vehículos industriales –pick-ups, furgonetas… –, motores diésel y coches sencillos y económicos. Nadie pensaría que era capaz de desarrollar un motor atmosférico capaz de girar a 12.500 revoluciones y de diseñar un vehículo superfuturista donde montarlo. Aunque todo esto, como cabría esperar, tiene truco. En el automóvil nada se hace sin un objetivo concreto, ya que hay mucho dinero en juego.

Así, a finales de los años 80 y comienzos de los 90, Isuzu había desarrollado en secreto un motor V12 de 3,5 litros de aspiración natural –código P799WE– porque los directivos decidieron que Isuzu entraría en la Fórmula 1, allá por 1997. La idea, además de entrar en la categoría como motorista, era probar su tecnología de motores de gasolina, pues la firma era conocida por sus motores diésel, pero no por los gasolina. Incluso Lotus llegó a probar el motor en Silverstone, con unos buenos tiempos desde el primer momento y sin problemas de fiabilidad.

isuzu como f1 super truck (2)

Sin embargo, en Isuzu no tenían ninguna intención de entrar a correr en la Fórmula 1, solo había desarrollado el motor a modo de estudio, como aprendizaje, pero lo hicieron realmente bien, porque el primer motor logró 637 CV, pero el último llegó a los 755 CV –siempre cifras estimadas, pues la marca nunca publicó los datos reales–..

Aunque no había intención de correr en F1, se les ocurrió que sería buena idea presentar el motor de forma llamativa y crearon un concept car, un “coche de salón” para llamar la atención, el antes mencionado Isuzu Como Super Truck, una especie de pick-up superfuturista, con una aerodinámica muy trabajada y el motor colocado en posición central. Evidentemente, esa posición del motor anulaba la zona de carga y simplemente, daba como resultado un coche de lo más peculiar.

El Isuzu Como Super Truck es uno de esos prototipos que acaban en el olvido, a pesar de contar con un corazón realmente especial –un motor para F1 desarrollado por una marca que nunca llegó a competir– y un diseño, como poco, peculiar. Tras esto, Isuzu se olvidó de la Fórmula 1, ya había demostrado que podía hacerlo y que tenía capacidad para desarrollar motores gasolina de muy altas prestaciones, y volvió a sus quehaceres diarios.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.