Menu

Coche del día: GMC G15 Vandura

Me gusta que los planes salgan bien

Coche del día: GMC G15 Vandura

Quizá por su nombre comercial no os diga nada: GMC G15 Vandura. Una furgoneta como otra cualquiera. Pero si decimos que era la furgoneta del Equipo A y de M.A. Baracus (B.A. Baracus para los americanos), estoy seguro que más de uno la reconoce.

Esta es la tercera generación de la Chevyvan, producida entre 1971 y 1995, equipando diversos motores montados en la parte delantera, desde un 4,1 litros con 6 cilindros en línea, pasando por los V8 de 5,7 litros hasta el de 7,4 litros con 255 CV y 522 Nm, exclusivo del modelo G30. En cuanto al cambio, estaría disponible tanto en automático como en manual, al principio con 3 marchas, y posteriormente de 4, con tracción trasera e incluso algunas versiones, con tracción total.

El modelo del Equipo A es de 1983, equipado con un motor V8 de bloque pequeño y 350 c.u., con doble carburador y escape modificado que rendía unos modestos 165 CV a 3.800 rpm, llevando la propulsión a las ruedas traseras. Entonces, ¿cómo hacían esas salidas quemando rueda? Puesto que no era tan potente como para hacerlo sin ayuda, cuentan personas cercanas a la producción, que se rociaba lejía en las ruedas traseras para facilitar el derrapaje y crear ese humo grisáceo tan característico.

Durante el rodaje de las cinco temporadas entre 1983 y 1987, la furgoneta cambió de aspecto varias veces: el ángulo del alerón trasero era diferente, algunos modelos tenían techo solar y otros no, incluso se usaron otras furgonetas, incluida la Ford Econoline con pinturas y ruedas coloreadas para parecerse a las ruedas originales de modelo turbina de 15» con acentos rojos.

Algo que poca gente conoce, es que la furgoneta no era completamente negra. Por encima de la banda roja, el color de pintura elegido era gun metal grey. Y no quedaban ahí las modificaciones: la parrilla, las luces, o los asientos del interior tipo butaca, eran personalizaciones para la serie. Para el que no haya la haya visto, o para recordar viejos tiempos, os dejo un vídeo con la intro. Como decía Hannibal Smith al final de cada capítulo: «Me gusta que los planes salgan bien«.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

La serie de mi niñez, junto al Coche Fantástico. Esperábamos con ansia el Sábado por la tarde para verla. Flipábamos con los saltos, las creaciones locas y la justicia que impartían…
Recuerdo una furgo de juguete, una Ford Transit de Matchbox, que la pinté con rotuladores Eding negra y le hice la raya roja y el alerón hecho con mondadientes. No se que habrá sido de ella.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Me ocurre como a tí Germán. Todas las tardes con la merienda, era la serie que no me podía perder.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.