Coche del día: GMC G15 Vandura

Coche del día: GMC G15 Vandura

Me gusta que los planes salgan bien


Tiempo de lectura: 2 min.

Quizá por su nombre comercial no os diga nada: GMC G15 Vandura. Una furgoneta como otra cualquiera. Pero si decimos que era la furgoneta del Equipo A y de M.A. Baracus (B.A. Baracus para los americanos), estoy seguro que más de uno la reconoce.

Esta es la tercera generación de la Chevyvan, producida entre 1971 y 1995, equipando diversos motores montados en la parte delantera, desde un 4,1 litros con 6 cilindros en línea, pasando por los V8 de 5,7 litros hasta el de 7,4 litros con 255 CV y 522 Nm, exclusivo del modelo G30. En cuanto al cambio, estaría disponible tanto en automático como en manual, al principio con 3 marchas, y posteriormente de 4, con tracción trasera e incluso algunas versiones, con tracción total.

El modelo del Equipo A es de 1983, equipado con un motor V8 de bloque pequeño y 350 c.u., con doble carburador y escape modificado que rendía unos modestos 165 CV a 3.800 rpm, llevando la propulsión a las ruedas traseras. Entonces, ¿cómo hacían esas salidas quemando rueda? Puesto que no era tan potente como para hacerlo sin ayuda, cuentan personas cercanas a la producción, que se rociaba lejía en las ruedas traseras para facilitar el derrapaje y crear ese humo grisáceo tan característico.

Durante el rodaje de las cinco temporadas entre 1983 y 1987, la furgoneta cambió de aspecto varias veces: el ángulo del alerón trasero era diferente, algunos modelos tenían techo solar y otros no, incluso se usaron otras furgonetas, incluida la Ford Econoline con pinturas y ruedas coloreadas para parecerse a las ruedas originales de modelo turbina de 15” con acentos rojos.

Algo que poca gente conoce, es que la furgoneta no era completamente negra. Por encima de la banda roja, el color de pintura elegido era gun metal grey. Y no quedaban ahí las modificaciones: la parrilla, las luces, o los asientos del interior tipo butaca, eran personalizaciones para la serie. Para el que no haya la haya visto, o para recordar viejos tiempos, os dejo un vídeo con la intro. Como decía Hannibal Smith al final de cada capítulo: “Me gusta que los planes salgan bien“.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Javi L.
Invitado
Javi L.

Yo la sigo viendo junto con el coche fantástico y otras de la vieja escuela; no soporto las series nuevas, me cuesta esfuerzo acabar un sólo capítulo.

Germán M.H.
Invitado
Germán M.H.

La serie de mi niñez, junto al Coche Fantástico. Esperábamos con ansia el Sábado por la tarde para verla. Flipábamos con los saltos, las creaciones locas y la justicia que impartían…
Recuerdo una furgo de juguete, una Ford Transit de Matchbox, que la pinté con rotuladores Eding negra y le hice la raya roja y el alerón hecho con mondadientes. No se que habrá sido de ella.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Me ocurre como a tí Germán. Todas las tardes con la merienda, era la serie que no me podía perder.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.