Coche del día: Ford Gran Torino

Coche del día: Ford Gran Torino

Un guapetón con telegenia


Tiempo de lectura: 2 min.

No cabe duda de que el Ford Gran Torino “da bien en cámara”. Bueno, o eso o que a los chicos que manejan los audio visuales les encanta el coche, que también. En dos célebres ocasiones este modelo de Ford ha sido parte fundamental de una historia llevada a la pantalla: «Starsky y Hutch», la afamada serie de televisión y «Gran Torino», la película producida, protagonizada y dirigida por Clint Eastwood. La primera es fácil que la recuerden los aficionados que habían dejado de usar pañal en los 70. La segunda es mucho más reciente: 2008. Hay un refrito de «Starsky y Hutch» llevado al cine en 2004, irrelevante a efectos de esta entrada.

Mientras que en la serie de televisión el modelo protagonista es un Ford Gran Torino de 1974, en la cinta de Eastwood es el modelo de 1972. El papel desempeñado en cada caso es distinto: mientras que en«Starsky y Hutch» vimos una carrocería pintada de rojo brillante con una vistosa banda lateral blanca, en la película es el verde el color principal. En la serie disfrutamos de espectaculares y aparatosas persecuciones, protagonizadas por aquel monstruo de 6.6 litros y 400 CV. En la película de 2009 el papel del coche es mucho más sereno: un bello ejemplar objeto de deseo por los amantes de lo ajeno, que transporta de forma majestuosa a sus ocupantes.

Lo cierto es que a Ford le han hecho una publicidad impagable en ambos casos. El éxito del Ford Gran Torino en la década de los 70, gracias a la serie, fue tan grande que el fabricante ofreció una edición limitada, pintada igual: Gran Torino Starsky & Hutch, que ahora forma parte de esas rarezas complicadas de encontrar. El aporte de Eastwood llegó mucho después de que el coche se dejara de comercializar, pero resucitó el mito y lo elevó unos cuantos peldaños.

El Ford Torino es un coche fabricado para el mercado norteamericano entre 1968 y 1976, periodo en el que fue conocido por distintos nombres, evolucionó en sus formas, dispuso de varias carrocerías: cupé y descapotable de dos puertas, sedán y un familiar, de cuatro y cinco puertas respectivamente, así como de distintos motores de entre 300 y 427 CV. Además de actor en las obras referidas, la base de este coche ha supuesto para Ford una trayectoria de éxito en NASCAR.

COMPARTE
Sobre mí

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.