Coche del día: FIAT Croma (1985)

Coche del día: FIAT Croma (1985)

Con el Croma, FIAT tampoco pudo quitarse la espina de crear una berlina a la altura de las alemanas


Tiempo de lectura: 5 min.

Para entender las razones del FIAT Croma resulta interesante remontarse a 1969. Año en el que la casa italiana lanzó un nuevo tope de gama bajo la denominación 130. Una berlina que intentó competir de tú a tú con modelos alemanes como el BMW 2800 o el Mercedes 280. Ambos con alicientes tecnológicos y de diseño aupados en la excelente calidad de sus acabados. Frente a esto, el FIAT exhibía una estética sobria firmada por Paolo Martin al servicio de Pininfarina y unos motores V6 con casi tres litros de cilindrada y unos 140 CV. Prestaciones nada desdeñables, pero aún así carentes de brío al enfrentarse con auténticos devoradores de autopistas como los alemanes.

Así las cosas, la pregunta estaba en el aire desde el mismo momento en que apareció el FIAT 130. ¿Podría tener esta marca una berlina de representación al mismo nivel que Jaguar, BMW o Mercedes? Bueno, por un lado lo cierto es que la propia denominación FIAT no ayudaba ya que siempre estaría asociada a modelos populares como el 600 o el 124. Una simple razón publicitaria, pero tan determinante como cuando Ferdinand Piëch vio que el futuro del VW W12 estaba en mutar a Bugatti. Y es que, al fin y al cabo, son pocos los compradores dispuestos a poner encima de la mesa una alta suma de dinero por un coche que vaya engalanado con la misma enseña que un popular Golf.

No obstante, en el caso del FIAT 130 esto podría haberse solventado inclinando la balanza a su favor gracias a una alta sofisticación técnica y de estilo. Algo que tampoco fue posible, ya que en mecánica este modelo nació anticuado respecto a sus más directos rivales. De esta forma, este tope de gama pasó inadvertido a pesar de tener desde 1971 una interesante variante coupé. Después vinieron el 132 y el Argenta. También cómodos y espaciosos vehículos de tres volúmenes pero al tiempo representantes de un querer y no poder. ¿Pasaría lo mismo con el FIAT Croma cuando se presentó en 1985?

fiat croma 1985 (5)

FIAT llevaba desde los sesenta con la tensión de querer pero no poder crear una berlina a la altura de las alemanas de BMW y Mercedes

FIAT Croma, ensamblado sobre una plataforma común para cuatro marcas

En el mundo del automovilismo hay mucha más pasión y sentimiento de lo que se pudiera pensar. De hecho, sólo así se entienden no pocas filias y fobias de aficionados dados a expresarse con vehemencia. No obstante, de cara a emitir opiniones lo más adecuado es ceñirse a un sobrio análisis técnico. De esta forma, para ver si la casa de los Agnelli consiguió o no hacer del FIAT Croma una berlina capaz de medirse con las alemanas hemos de recurrir al análisis del bastidor. Un caso interesante, ya que usó la plataforma Type Four.

Desarrollada entre el Grupo FIAT y Saab, esta base fue común para los Alfa Romeo 164, Lancia Thema, FIAT Croma y Saab 9000. Todas ellas interesantes berlinas entre las cuales nuestra protagonista resulta la más común y cercana a las gamas intermedias. Primera pista para responder a nuestra pregunta. Ya que partiendo de un mismo elemento estructural el 164 llegó a versiones con 232 CV y el Thema incluso a montar un motor Ferrari en la variante 8.32, mientras que el Croma sólo alcanzó 160 CV en su versión más potente con motor V6 de 2,5 litros. Una pista clara sobre la idea de que la propia FIAT no creía demasiado en sus posibilidades dentro de las berlinas de gama alta.

Respecto a la gama de motores ésta iba desde los 83 CV de un sencillo 1.600 cm3 hasta los 160 CV del V6 que acabamos de comentar, contando entre medias con una amplia variedad de hasta ocho motorizaciones más en gasolina y seis en diésel. Por cierto, tipo de motor en el que el FIAT Croma fue pionero al usar por primera vez en un automóvil de serie la denominación Turbo Diésel Inyección Directa. Algo interesante desde el punto de vista de la innovación tecnológica, pero que sigue sin inclinar la balanza de forma definitiva respecto a nuestra pregunta.

Llegó a existir un modelo V6 de 3 litros, pero se trata de una pieza única usada de forma personal por Gianni Agnelli. Ahora se conserva en los fondos históricos de la compañía

fiat croma 1985 (4)

Es por ello que, para cerrar el debate, lo mejor será plantearse qué paso con el FIAT Croma en 1996, final de su primera fase. ¿Por qué modelo lo sustituyó la marca? Aquí ya nos encontramos con una pista definitiva, ya que el Croma se vio reemplazado por el Marea. La variante con tres volúmenes de los FIAT Bravo y Brava, los dos modelos con los que la casa italiana ocupó su oferta en el segmento C desde 1995. Un hecho muy ilustrativo con el cual podemos concluir una respuesta. Y es que, a pesar de algunos intentos bienintencionados, lo cierto es que FIAT nunca ha conseguido tener una berlina al nivel de las alemanas. No obstante, ahora que se anuncia un nuevo futuro para Lancia dentro del Grupo Stellantis veremos qué pasa con las berlinas italianas. Quizás haya sorpresas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.