Coche del día: Dodge Venom Concept

Coche del día: Dodge Venom Concept

Con un diseño futurista y bien motorizado, era la excusa perfecta para revivir el concepto "muscle car"


Tiempo de lectura: 4 min.

Presentado en el Salón del Automóvil de Chicago de 1994 al igual que el Chrysler Neon, del que tomaba como base la plataforma de este, el Dodge Venom Concept venía con la intención por parte de la marca norteamericana de resucitar el concepto muscle car que tanta alegrías había dado a los entusiastas de los automóviles yanquis en las décadas de los 60 y 70, antes de las crisis del petróleo.

A nivel mecánico Dodge recurrió al bloque 3.5 V6 de 24 válvulas que montaba en esa época en sus automóviles de más nivel, como el Dodge Intrepid. A base de retoques y de la utilización de la fibra de carbono y el kevlar en la elaboración de algunos de sus componentes redujeron peso. Dodge elevó la potencia hasta unos nada despreciables 245 CV. Potencia que asociada a la propulsión trasera y un cambio manual de seis velocidades conseguían hacer del Venom un deportivo digno de la competencia del momento.

El Dodge Venom representaba a comienzos de los 90 el nuevo rumbo que intentaba dar Dodge a sus coches, con soluciones técnicas como la propulsión trasera musculada para intentar revivir la gloriosa época de los muscle car

En cuanto al plano dinámico, el Venom contaba con un chasis fabricado en acero, así como una carrocería que empleaba el aluminio para su elaboración, además de un nuevo concepto en la zona de la cabina donde esta quedaba totalmente centrada y daba cabida para dos pasajeros. Este nuevo estilo creado por el departamento de diseño de la marca se denominaba Cab-Forward, y de alguna manera se buscaba integrar esta parte del coche de un modo más armonioso y con una mayor zona acristalada, dándole un aspecto más suave a su silueta.

Dodge Venom Concept 1

Otro de los aspectos destacables de este automóvil era cémo se había desplazado las ruedas hacia los extremos, consiguiendo de esta manera ensanchar el coche y además dotarlo de una mayor estabilidad y aplomo. Y eso gracias en parte también a su sistema de doble triángulo utilizado en el plano de las suspensiones, alcanzando unas cotas finales de 4.638 mm de longitud total, con una distancia entre ejes de 2.692 mm y una anchura total de 1.905 mm, quedándose la altura máxima en poco más de 1.300 mm.

En cuanto a la frenada, el concept car de Dodge recurría a un equipo compuesto por discos en ambos ejes, así como un sistema de ABS, todo ello anclado a unas llantas cromadas en medidas 245/45 R19 para la parte delantera y 245/45 R20 en la zona posterior, garantizando de esta manera el agarre en cualquier situación a la que se pudiera enfrentar el Venom, ya fuera en carretera o en pista, lugar para donde quizás estaba más enfocado el modelo.

Durante varios años el Venom fue exhibido en diversos eventos del motor por todo el país, pero Dodge no llegó nunca a decidirse por llevarlo a la fabricación en serie. Hubo que esperar hasta el año 2008 para que la marca volviera al mercado con un muscle car, el Challenger

Pero si por algo destacaba el Venom era sin duda por su estética, ayudada entre otras cosas por la pintura empleada, Yellow Green Pearl, aplicada por toda la carrocería salvo en el capó, que se decidió pintar en un negro mate dándole un toque diferente al monocolor del resto de su silueta.

Dodge Venom Concept 3

A esto hay que sumarle sus entradas de aire laterales heredadas del Dodge Viper RT/10 (SR I), así como las frontales de gran tamaño y justo encima de estas unos faros afilados que le conferían un aspecto agresivo a la parte delantera del Dodge Venom. Para rematar, en su parte posterior hacían acto de presencia cuatro salidas de escape que justo al bronco ronroneo que emanaba aquel V6, era la guinda perfecta para coronar a aquel automóvil.

El caso es que el Dodge Venom no pasó de ser un concept car, y al contrario de lo que suele pasar con estos automóviles de exhibición, se usó durante varios años en diferentes eventos del motor que se celebraron a lo largo y ancho de los Estados Unidos, creyéndose que en algún momento la marca se decidiría finalmente a llevarlo a la serie, algo que nunca sucedió.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.