Coche del día: Brabus B63S

Coche del día: Brabus B63S

El G63 AMG 6x6 más salvaje


Tiempo de lectura: 3 min.

Este monstruoso vehículo fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2013 y tiene como punto de partida un modelo ya de por sí exclusivo, el G 63 AMG. Como sabemos, Brabus está especializado en hacer preparaciones extremas de los productos de Mercedes-Benz. El motor de origen es un 5.5 V8 biturbo con 544 CV y 760 Nm de par motor, pero tras pasar por las manos del preparador desarrolla 700 CV y 960 Nm de par. Este aumento de rendimiento -156 CV y 200 Nm extra- se ha conseguido cambiando los turbocompresores de serie por otros de mayores tamaño y un nuevo escape. Estas modificaciones permiten que este Brabus B63S acelere de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y alcance una velocidad máxima de 230 km/h, que nos puede parecer baja, pero limitada por unos enormes neumáticos offroad de 37 pulgadas y por un peso que ronda las cuatro toneladas -3.850 kg-.

La presencia del modelo se modifica con un spoiler frontal, una entrada de aire de fibra de carbono sobre el capó, extensiones de los pasos de rueda en este mismo material, protecciones en los bajos del vehículo, luces LED de marcha diurna y y faros de xenón tintados a juego. Tiene una nueva tapicería de cuero en color rojo con partes de Alcántara y los listones de metal de los umbrales de las puertas están retroiluminados. Su precio era de 456.900 euros en el mercado alemán con una tirada limitada de 100 unidades.

Podemos considerarlo como una tanqueta civilizada pues su origen radica en un contrato que el ejército australiano firmó con Daimler y realizó un pedido de 2.100 unidades de este depredador del desierto. Del modelo original conserva las seis ruedas motrices, los cinco bloqueos de diferencial que se pueden engranar en movimiento y la reductora, y si a esto añadimos una altura libre al suelo de 460 mm y una capacidad de vadeo de 1.000 mm podemos imaginarnos que no se amedrenta ante nada.

Se puede ajustar la presión de cada uno de sus enormes neumáticos desde la cabina usando una consola con conmutadores y unos sensores que se pueden monitorizar, y todo ello en marcha; para ello posee en compresor de aire y unos depósitos encima de las ruedas con lo que la operación se puede realizar en unos pocos segundos. Esto es muy interesante, pues puede pasar de circular por arena con una presión de 0,5 bar a 1,8 bar al cambiar a un terreno más firme en un instante, y, para completar a este león le acompañan unos neumáticos especiales que no se desllantan.

Este Mercedes no es tan grande como parece, lo es más: 5.875 mm de largo, 2.110 de ancho y 2.280 de alto

Posee tres ejes rígidos, pero independientes a su vez, capaces de adoptar ángulos imposibles para no perder tracción. Para pasar la potencia al suelo dispone de una caja de cambios de siete marchas con doble embrague con un reparto de par del 30%, 40% y 30% con un consumo medio de 17,5 l/100 km, pero sin miedo de quedarnos tirados en una duna, no en vano lleva un depósito de 159 litros.

Es un vehículo hecho al gusto y la medida de los jeques árabes para los cuales el dinero no es problema y para que vayan cómodos en su interior hay cuatro poltronas individuales tapizadas en cuero, con calefacción y ventilación, fibra de carbono, alcántara… Parece más confortable que un camello, ¿no?

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!