Coche del día: Apal Horizon GT Coupé

Coche del día: Apal Horizon GT Coupé

El deportivo belga "a la vieja usanza"


Tiempo de lectura: 4 min.

La empresa belga Apal (de Application Polyester Armé de Liège), fundada en 1961 por Edmond Pery, nacía con la intención de crear sus propios modelos a base de utilizar plataformas de otros vehículos. En concreto, se trataba de diversos Volkswagen y Porsche, en los que Apal diseñaría y ensamblaría carrocerias de propia factura fabricadas en fibra de vidrio.

De este modo lograban rebajar sustancialmente el peso final del conjunto, además de darle una imagen de deportivo como es el caso de nuestro protagonista de hoy, el Apal Horizon GT Coupé, posiblemente uno de los modelos más exclusivos de cuantos se crearon en las instalaciones de la empresa belga.

Nos encontrábamos con un deportivo del que apenas hay información, ya que entre los años de 1968 y 1969 se estima que se pudieron construir un total de 10 unidades, colocándolo como uno de los modelos más escasos del fabricante belga. Además, su genética racing hacía de él un automóvil ideal para competir en pruebas de subida o rallye de la época, como por ejemplo el Course de Côte de Namur, donde se alzó con la victoria.

Apal Horizon GT Coupe 6

Fotografía: Bonhams

En cuanto a nivel mecánico y dinámico, el Apal Horizon GT Coupé contaba con un propulsor de origen VW de 1,7 litros capaz de desarrollar una potencia de casi 100 CV y alcanzar una velocidad punta cercana a los 200 km/h, entre otras cosas por una aerodinámica muy lograda -se estima que poseía un Cx aproximado de 0,35- y un peso de apenas 750 kilogramos, convirtiéndolo en un juguete muy efectivo en cualquier tramo revirado.

El Apal Horizon GT es uno de los automóviles más exóticos de la compañía belga, con tan solo unas 10 unidades fabricadas en total a finales de los 60

Aquel propulsor, acoplado en posición central, quedaba asociado a un cambio manual de cuatro relaciones que mandaba la potencia a las ruedas posteriores, logrando acelerar hasta los 100 km/h desde parado en menos de 10 segundos o recorrer los 400 metros en poco más de 17 segundos. Asimismo, empleaba 31,5 segundos en alcanzar la línea de meta situada en los 1.000 metros, demostrando nuevamente sus cualidades dinámicas y lo explosivo de su comportamiento.

Estéticamente destacaba por un frontal presidido por unos faros de doble óptica en posición vertical embutidos en las prominentes aletas. En el otro extremo, una zaga con formas muy rectas era la protagonista, y en la que encontrábamos una cubierta superior desde la que poder acceder al motor, además de servir para guardar la tapa superior del techo desmontable tipo targa.

Con una configuración roadster con techo tipo targa, el Apal Horizon GT Coupé se mostraba como un deportivo de raza al más puro estilo espíritu RACER

En el interior del Apal Horizon GT se mantenía la tónica deportiva del resto del conjunto, y donde en detalle nos recuerda a los Porsche coetáneos. Muestra de ello es su completo tablero de instrumentos o la llave de contacto situada al lado izquierdo en el puesto de mando, siguiendo las costumbres de la marca de Stuttgart.

Unos sillones tipo backet casi a ras de suelo, un volante de tres radios metálicos forrado en cuero y la palanca del cambio situada a la distancia ideal de este, completaban la imagen espartana del habitáculo del deportivo belga.

Como ya hemos hecho referencia, únicamente se fabricaron unas 10 unidades de este bólido y una de ellas fue subastada por Bonhams en febrero de 2017 por un precio final de 29.900 euros, prácticamente un regalo si tenemos en cuenta lo icónico del coche y su escasez. Es la unidad número 2, la que ilustra estas líneas.

Apal Horizon GT Coupe 7

Fotografía: Bonhams

De lo que no tenemos ningún tipo de duda es que, de ser vendido en la actualidad, posiblemente su precio sería mucho mayor al de entonces, dado el auge actual de los automóviles clásicos.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.