Coche del día: Alfa Romeo 33 Quadrifoglio Verde

Coche del día: Alfa Romeo 33 Quadrifoglio Verde

Siempre será recordado por el carácter y el sonido de su motor boxer


Tiempo de lectura: 3 min.

El Alfa Romeo 33 apareció en 1983 para ocupar el lugar del Alfasud, un coche con una fama muy injusta, que fue el primer producto que Alfa Romeo fabricaba en grandes series. Se puede decir que el 33 era una evolución del Alfasud, con el que compartía gran parte del chasis y las mecánicas. Estuvo 11 años en producción, con restyling incluido y algunas versiones muy interesantes.

Los Alfa de los 80 serán recordados por su fiabilidad, que en el fondo no eran tanto como se decía e incluso estaba en la media en cuanto a número de veces que tenía que visitaba el taller. Esa mala imagen ha provocado que muchos pasen por alto algunas cualidades que lo hacían excepcional, como el comportamiento en carretera o incluso el equipamiento. Es cierto que tenía como rivales al Volkswagen Golf o al Peugeot 309, pero en realidad no era peor coche y podía plantar cara a los dos en otros apartados.

alfa romeo 33 quadrifoglio oro 71

Ya por entonces, Alfa Romeo tenía versiones QV, o Quadrifoglio Verde, que representaban lo más deportivo de la gama. Y sí, claro, el Alfa Romeo 33 tuvo su propia versión, pero no era, ni de lejos, tan radical como pueden ser ahora. Tampoco se puede decir que sea un equivalente, pues el Giulia QV es una auténtica bestia y el Alfa Romeo 33 QV es un compacto deportivo muy lejos, incluso, de lo que entendemos como compacto deportivo. Sin embargo, hay una cosa en la que gana a todos, incluso a sus rivales de la época: el Alfa 33 Quadrifoglio Verde es un coche con alma, algo que hoy día no se estila.

El Alfa Romeo 33 Quadrifoglio Verde montaba un bloque de 1,5 litros –1.490 centímetros cúbicos– repartidos entre cuatro cilindros cuya culata tenía tan solo ocho válvulas. La alimentación corría a cargo de dos carburadores Weber 40 IDF de doble cuerpo y, obviamente, no tenía ningún tipo de distribución variable o cosas por el estilo, era un “motor puro” que rendía 105 CV a 5.800 revoluciones y 118 Nm de par a 5.800 revoluciones. Además, lo adornaba con un sonido que hizo famoso a la marca.

alfa romeo 33 quadrifoglio verde 3

Toda la potencia iba directa al eje delantero mediante un cambio manual de cinco relaciones, presumiendo de unas buenas prestaciones. Completaba el 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y podía llegar a los 185 km/h, cifras que no están nada mal gracias a un peso que hoy podemos considerar ridículo: 840 kilos. El contrate con cualquier modelo actual es enorme, pero claro, cualquier modelo actual tiene un equipamiento mucho más completo que los coches de los años 80. Bueno, en realidad deberíamos decir que los coches modernos tiene equipamiento, mientras que los coches de los años 80 empezaban a tenerlo.

Por ejemplo, el Alfa Romeo 33 Quadrifoglio Verde tenía elevalunas eléctricos y cierre centralizado, entre otras cosas. Y esto es lo más importante, porque incluso montaba frenos de tambor trasero. Pero no demos importancia a las cosas que no las tienen, porque el Alfa Romeo 33 QV da una clase magistral a cualquier coche actual en su instrumentación, pues además del velocímetro y del tacómetro, contaba con indicador de temperatura del agua, voltímetro y presión de aceite, entre otras cosas.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Arturo
Invitado
Arturo

Yo tuve uno, y a pesar de los pesares, ha sido mi mejor coche. Es verdad, el último verano pedí 5 grúas, pero las sensaciones no las ha igualado ninguno de los otros coches que he tenido (audios, otros alfa, vw, Mercedes…). Irán mejor, pero no transmiten. Solo los Alfa se conducen. El resto de llevan. Y como este 33, nada!

Ministro
Invitado
Ministro

Me parece muy buena idea hacerle un pequeño homenaje al Alfa 33.
Los que tenemos uno, lo seguimos mimando porque es un coche increíble.
Tan sólo como apunte, esta versión nunca llevó dirección asistida.

Telemann87
Invitado
Telemann87

Increíble pero de malo, fallaba por todos lados. Este modelo es uno de los culpables de la mala fama de la marca.

cacho_perro
Invitado
cacho_perro

Efectivamente, era malo…. parece ser sobretodo por los problemas de huelgas recurrentes en la fábrica de Nápoles donde se hacía, en la que los controles de calidad brillaban por su ausencia cuando no saboteaban directamente unidades o las mandaban sin rematar…. con el tiempo fueron corrigiendo cosas, pero en general tenían malos acabados, muchos ruidos/grillos, problemas eléctricos y de propina regular la pareja de carburadores Weber era complicado de narices (cosa que se solucionó al final con las versiones a inyección). En mi opinión tiene su mala fama ganada, lo cual no quita que haya entusiastas por ahí con unidades… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado