Coche del día: 2007 Toyota Tundra Crewmax

Coche del día: 2007 Toyota Tundra Crewmax

Una pickup japonesa que triunfó en territorio yankee


Tiempo de lectura: 8 min.

Aunque en nuestro país la Toyota Tundra es una gran desconocida, como la mayoría de los pickup, es un magnífico ejemplo de este tipo de vehículos. Esta segunda generación se presentó en el Salón de Chicago de 2006. Estaba basada en el prototipo FTX, y sustituyó a la primera, comercializada desde mayo de 1999, que tuvo un éxito de ventas discreto.

Salió a la venta en el 2008 (como modelo 2007), año en el que solo en Estados Unidos se vendieron más de 137.000 unidades, una buena cifra para un vehículo japonés que competía en el segmento norteamericano de los Full Size Trucks y fue pensado para el mercado americano. Estos son unos vehículos en torno a los 6 metros de longitud, a caballo entre nuestros escasos modelos –Nissan Navara, Toyota Hilux, por citar algún ejemplo- y los vehículos pesados.

Este mastodonte no se vendió en Europa, pues solo se comercializó en Norteamérica, algunos países de América del Sur y de Oceanía. Se podía considerar casi como un vehículo subversivo en las viejas ciudades europeas, si no echemos una ojeada a sus dimensiones: 5.808 mm de largo, 2.029 mm de ancho (sin retrovisores), y 1.930 mm de alto. Los números de su plataforma son igualmente exagerados a nuestros ojos, con una batalla de 3.700 mm y unas vías de 1.724 mm en ambos ejes. Su peso estaba a la altura, con 2.544 kg, y contaba con un depósito de combustible de 100 litros.

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited 2

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited

Esta versión concreta de camioneta o pickup, -o como queramos llamarla- venía con doble cabina, cuatro puertas o CrewMax y una amplia caja de carga, de dimensiones 1.676 mm de largo, 1.686 mm de ancho y 561 mm de alto. Con estos datos deducimos casi 1.600 litros de carga sin sobresalir de sus cotas. Para acceder a su interior hay que subir a él, todo lo contrario que en un automóvil convencional, al que hay que bajarse para ello. Afortunadamente cuenta con un estribo para facilitar dicha maniobra.

Una vez en su interior todo es grande, enorme. Las plazas delanteras son auténticos butacones, forrados en piel de primera calidad y muy mullidos y con todo tipo de reglajes eléctricos, incluido el lumbar. La sujeción lateral es modesta, pues no es un vehículo destinado a una conducción dinámica.

A su favor, los muslos van bien sujetos por los bordes de la banqueta. El asiento trasero, casi un sofá, va dividido en dos partes independientes sobre sus correspondientes guías, permitiendo ofrecer un maletero adicional detrás de ellos. Huelga decir que en este sofá caben perfectamente tres adultos sin apreturas.

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited 4

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited

La visibilidad exterior es excelente, en parte por su gran altura, en parte por los grandes espejos principales complementados por unos pequeños espejos convexos situados en su parte inferior. Como ofrece la posibilidad de llevar remolque se puede contar con la opción de unos espejos específicos extensibles manualmente para poder controlar nuestro gran accesorio trasero. El portón trasero cuenta con un sistema de ayuda a través de un elemento con gas presurizado, que facilita tanto la bajada como la subida de dicho portón.

Como podemos imaginar, los huecos para guardar cosas son más propios de un pequeño trastero que de un vehículo: compartimentos debajo de los asientos delanteros y traseros, detrás de ellos, guanteras iluminadas de doble nivel, bolsas en las puertas para albergar todo tipo de cacharrería, incluso pequeños cubículos junto a los mandos de los elevalunas eléctricos.

Un sistema de navegación opcional incorpora una cámara trasera, muy útil a la hora de controlar el remolque o la presencia de peques, invisibles dada su baja estatura. Su capacidad de carga es de más de 700 kg, pero más interesante es su capacidad de remolque con freno, del orden de los 3.700 kg.

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited 5

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited

El equipamiento es muy completo, llevando de serie elementos como airbags delanteros, laterales y de cortina, ABS, ESP, climatizador automático bizona, cinturones con pretensores automáticos, retrovisores fotosensibles y eléctricos, sensores de presión de neumáticos y de aparcamiento, asientos calefactados y tapizados en piel o un estupendo equipo de sonido JBL con 12 altavoces, conexión USB y cargador de seis CDs.

De forma opcional podíamos contar con techo solar, kit de suspensión todo terreno, barra estabilizadora reforzada, cajón con herramientas debajo del los asientos traseros o filtros de aire de alto rendimiento.

En la construcción de su chasis se han utilizado aceros de alta resistencia hidroconformados, una técnica que permite aumentar su resistencia en un elevado grado recurriendo a perfiles y secciones de piezas más finas y por ello más ligeras.

Lleva la estructura tradicional de largueros y travesaños, con suspensión independiente de doble brazo, muelles, amortiguadores de nitrógeno Bilstein que conseguían eliminar en buena parte el balanceo típico de estos vehículos, y barra estabilizadora en el eje delantero. Detrás cuenta con un eje rígido, más apropiado para soportar y remolcar grandes cargas, ballestas como elemento elástico, amortiguadores de nitrógeno Bilstein y barra estabilizadora.

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited 6

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited

Los frenos tienen que estar a la altura, por lo que viene equipado por discos ventilados en las cuatro ruedas, con ABS y EBD. Las ruedas llevan unas llantas de aleación de 18 pulgadas, calzadas con unos neumáticos de perfil bastante alto, algo común en este tipo de vehículos, con medidas 275/65 18. La dirección es de cremallera con asistencia hidráulica y su diámetro de giro es de 18,1 metros, ¡casi el doble que el de un turismo del segmento C!

La caja de cambios es automática de seis relaciones, de tipo convertidor de par, permanente a las ruedas traseras y con acoplamiento manual al eje delantero para tracción total. Cuenta con diferencial trasero de deslizamiento limitado y los mencionados controles de tracción y estabilidad.

Nos falta hablar de su ecológicamente incorrecto propulsor, una bestia de ocho cilindros en V de 5.663 cm3 que entrega 381 CV a 5.600 RPM, no excesivos para su cilindrada, y 544 Nm a 3.600 RPM de par máximo. El 90 % del par motor está disponible en el intervalo de 2.400-5.500 RPM. La alimentación es por inyección indirecta multipunto.

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited 3

2007 Toyota Tundra Crewmax Limited

Con semejantes pucheros no necesita turboalimentación para tener unas prestaciones de primera, si bien su velocidad máxima no es muy elevada -180 km/h- pero una aceleración de primer orden, con 6 segundos de 0 a 100 km/h desde parado. ¿Quién necesita más para moverse con la comodidad de una gran berlina media por unos terrenos inaccesibles para la mayoría de los turismos?

Las válvulas de escape contaban con un sistema de sincronización variable (VVT-i), no solo en el tiempo sino también en las fases, cambiando la velocidad del movimiento de las válvulas, el tiempo de apertura de las mismas y la superposición temporal de ambos tipos de válvulas, las de admisión y las de escape. Con este sistema se conseguía optimizar la potencia y el consumo de combustible, disminuyendo el esfuerzo de los muelles de las válvulas. Su consumo oscilaba entre los 14 y 18 l/100 km.

Por lo menos un par de unidades han superado el millón de millas (1.609.344 km) en EEUU

El sistema doble de escape era también curioso. Para igualar las longitudes de los dos tubos uno de ellos se enrollaba hacia atrás dentro del silenciador, de forma que se igualaba la contrapresión y los dos bancos de cilindros trabajaban de forma equivalente para expulsar los gases de escape. Todo esto se traducía en una durabilidad muy alta del motor y poder realizar muuuchos kilómetros sin problemas. Para los más curiosos comentamos que para cambiar el aceite necesitamos 7 litros -parecen pocos para un motor tan grande- y 13 litros de refrigerante para enfriar el mismo.

2007 Toyota Tundra Crewmax SR5

2007 Toyota Tundra Crewmax SR5

Sus cotas todoterreno son las siguientes:

    • Ángulo de ataque: 29º
    • Ángulo de salida: 24º
    • Ángulo ventral: 15,5º
    • Profundidad de vadeo: 600 mm
    • Altura libre: 220 mm

La Toyota Tundra se vendía también en otras dos motorizaciones diferentes, con un V6 de 4 litros y 236 CV, y un V8 de 4,7 litros y 271 CV, así como en configuraciones de cabina simple, doble y CrewMax, la más espaciosa. A nivel mecánico se ofrecía en modo estándar, deportiva, todoterreno y de remolque. Estas configuraciones sólo se ofrecían en Estados Unidos; en España se podían solicitar a través de importadores directos, lo que suponía un incremento importante de precio a causa de los aranceles a pagar.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Toyota Tundra con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso