Coche del día: 1970 Ford Torino Twister Special

Coche del día: 1970 Ford Torino Twister Special

Una rara avis incluso al otro lado del Atlántico


Tiempo de lectura: 3 min.

El 1970 Ford Torino Twister Special era (y es) un automóvil excepcionalmente raro al otro lado del Atlántico, y un desconocido absoluto en Europa. En líneas generales, el Ford Torino estaba inspirado en las pautas de diseño de las aeronaves de los años 50 y con aderezos típicos del género muscle car, tan popular en Estados Unidos antes de la crisis del petróleo de 1973.

El presidente de American Racing Incorporated (ARI) contactó con la División de Promoción Especial de Ford, a la que solicitó 10 coches de seguridad para dar sus servicios en las cinco pistas de carreras que ARI tenía en servicio para sus competiciones.

Cinco unidades eran del Ford Mustang Mach 1 y los otros cinco eran Mustang descapotables. Estas 10 unidades se enviaron a un taller especializado de Ford en la ciudad de Dearborn, Michigan. Se sustituyeron las transmisiones de origen por otras automáticas (C6) e iban equipadas con el motor 428 Super Cobra Jet. Ese fue el génesis.

1970 Ford Torino Twister Special 3

Para hacer posible el proyecto ARI y recaudar la financiación necesaria la División de Promoción Especial de Ford -de mano de Lawrence LoPatin- contactaron con sus concesionarios en Kansas City y consiguieron vender 100 unidades del Mustang Mach 1. A modo de agradecimiento, ARI pidió a esta división de Ford construir 90 ejemplares del Torino, con la denominación de Twister Special.

Para que resultase unas unidades realmente excepcionales los concesionarios de la ciudad buscaron un motor especial, el nuevo V8 Big Block de 429 pulgadas cúbicas (7.030 cm3) conocido como Cobra Jet. Este motor rendía 370 CV en su anterior versión, así que suponemos que esta última iteración no andaría muy lejos de estas cifras de potencia.

En un principio la idea era instalar el motor 428 Cobra Jet V8, pero por restricciones en su suministro optaron por el novedoso 429. Otro dato interesante es que la tercera parte de estas unidades -30 en total- venían con una transmisión manual de cuatro velocidades y un diferencial Traction-Lok con una relación de desmultiplicación 3,50:1.

1970 Ford Torino Twister Special 6

Su aspecto era también específico, pues estas 90 unidades que salieron de la planta de ensamblaje de Atlanta, Georgia, iban pintadas en un llamativo rojo anaranjado Vermillion -conocido también como Calypso Coral-, acompañado de unas bonitas llantas de acero pulido y un interior totalmente realizado en color negro. No podía faltar su característico capó pintado en negro con sus tomas de aire.

La casa Mecum Auctions sacará a subasta esta unidad en la celebración de un evento en la segunda semana de enero de 2021 en la ciudad de Kissimmee, Florida. Entre sus especificaciones concretas figura el ser uno de los 90 1970 Ford Torino Twister Special, uno de los 30 con cambio manual de cuatro velocidades, y uno de los 29 que figuran en el Registro Oficial del Torino Twister, con manual oficial de fabricación y mantenimiento.

Se ha restaurado según las especificaciones originales de fábrica, y ha sido pintado y ensamblado por la empresa R&A Motorsports en Lee’s Summit, Missouri. El motor V8 Cobra Jet 429 va alimentado con un carburador Rochester de cuatro cuerpos, y su transmisión manual de cuatro velocidades cuenta con relaciones cerradas y una palanca de cambios de Hurst en forma de “T”.

1970 Ford Torino Twister Special 5

También ofrece spoiler delantero y trasero, unas lamas en las ventanillas traseras, cristales tintados, una radio Philco y unos neumáticos Firestone Wide Oval. Toda una tentación para los amantes de los clásicos americanos que puede acabar subastándose por una cifra entre 200.000 y 250.000 dólares. Tiene hasta las pegatinas originales de fábrica en los cristales. Si llegase a nuestro país, seguramente sería el único en su especie.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Ford Torino con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.