Menu

The I.C.E., el concurso de elegancia sobre hielo

Se celebró en St. Moritz el pasado fin de semana

Featured Video Play Icon

¿Alguna vez has soñado con ver derrapar sobre el hielo a un Ferrari F50, Lamborghini Miura o Lancia Stratos? Pues no sigas buscando, porque a un puñado de «locos» se les ocurrió crear un Concurso de Elegancia, pero en la nieve. Se trata del primer evento de «The I.C.E.» – The International Concours of Elegance- que se celebra en la localidad suiza de Sankt Moritz.

La organización del evento ha corrido a cargo de «St. Moritz Tourism, Sport & Events» y comenzaron a planificarlo hace tan solo dos meses. Para resumir, podríamos decir que se trata de un Concurso de Elegancia al estilo de Pebble Beach, pero en los alpes suizos con frío, nieve y hielo. Por lo demás, todo es igual: coches históricos y no tan históricos, mostrando sus bellas líneas al público en general. ¿Extravagancia o genialidad? Puede que ambas.

En el vídeo podemos ver el GFG Style Kangaro, recién presentado en el Salón de Ginebra

The ICE St Moritz 2019

El evento tuvo lugar en el lago helado de St. Moritz, donde a partir de las 10:00 de la mañana el público en general podía pasear para admirar estas bellezas. Entre ellas, podemos destacar un Ferrari 750 Monza amarillo de los años cincuenta, dos Ferrari Daytona, un F40, un F50, 275, 365, 488, un 641 de F1, un Mercedes 300 SL, un Lancia Stratos HF Gr. 4 con decoración de Chupa-Chups, otro Lancia Delta S4, un Lancia Stratos Stradale en color verde lima, varios Porsche 911, un Lamborghini Miura, un Countach, un Bentley Blower y un Bugatti 35. En resumen, pr0n automovilístico del bueno.

Pero no solo fue una presentación estática. Los dueños de tan ilustres vehículos tuvieron la oportunidad de gastar más de lo habitual el embrague con una vuelta al hipódromo que estaba situado en el lago helado, y donde hace algunas semanas tuvieron lugar carreras de caballos. Es curioso ver como se han cambiado un puñado de caballos por unos miles de caballos de vapor sobre cuatro ruedas.

Con el éxito que ha tenido, los organizadores ya piensan en la segunda edición en 2020, que se celebrará en el mismo lago helado de St. Moritz y por las mismas fechas, siempre que el cambio climático no llegue prematuramente.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Aquí pienso prevalece la pericia en el tacto con los pies, sobre el talento de las manos al volante.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.