Featured Video Play Icon

Skoda se la devuelve a Tesla y “envía” un Superb a Marte

Porque el Tesla Roadster necesita un compañero cósmico de viaje


Tiempo de lectura: 2 min.

“Is there life on Mars? It’s on America’s tortured brows…”, o eso decía David Bowie allá por la década de los setenta. Y es que Skoda ha “enviado” un Superb a Marte para que el pequeño astronauta del Tesla Roadster de Elon Musk no se sienta solo. La noticia del lanzamiento del Falcon Heavy la conocíamos desde hace algún tiempo. Sin embargo, Skoda se ha esforzado por mantener en secreto esta misión.

Parece una broma, y en parte lo es. La marca checa ha llevado su buque insignia a la localidad francesa de Mars (“Marte” en inglés), superando en velocidad de llegada a la compañía de Elon Musk si nos lo tomamos como un juego de palabras. No sabemos si se refiere a Mars de Loira o Mars de Ardèche, pero la distancia entre estas dos localidades es insignificante en términos astronómicos. Tras el éxito mediático cosechado la semana pasada tras el lanzamiento del Falcon Heavy y el Tesla Roadster de Musk, Skoda ha querido aprovechar la ocasión para hacer otro viajecito a Marte.

¿Musk manda su Tesla Roadster a Marte? Pues nosotros mandaremos a un astronauta en nuestro Superb mientras suena de fondo Do it, Try it, de M83″ – Algo así pensarían en departamento de marketing de Skoda

Esta acción publicitaria inspirada claramente en el #MissionToMars del SpaceX ha sido producida por y para Francia, que es precisamente donde Skoda ha visto la posibilidad de ironizar la proeza de Elon Musk. En el vídeo podemos ver claros guiños de la odisea en el espacio del pequeño Roadster, pero como no soy partidario de hacer spoilers, miradlo y localizarlos vosotros mismos.

Don’t panic Elon!” El Starman checo ha venido en son de paz. Da gusto ver cómo las marcas se pican entre ellas y publican cosas como estas, solo que a Skoda el vacile le ha salido muchísimo más económico.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.