Featured Video Play Icon

Presentación del SEAT 1430 en 1969

Velocidad a todo confort


Tiempo de lectura: 2 min.

No siempre vamos a traer vídeos con los últimos modelos, así que hoy toca echar la vista atrás hasta 1969, cuando se presentaba en el Salón de Barcelona el SEAT 1430. Una jovencísima Laura Valenzuela hacía los honores en el salón, mostrando las cualidades de la nueva berlina de la marca española.

El vídeo comienza con las imágenes de la presentación de aquel año, donde también aparece el presidente de la compañía de aquella época, Juan Sánchez Cortés, junto a otras personalidades. La narración como observaréis emplea multitud de adjetivos para definir al vehículo, a veces llegando a lo barroco (churrigueresco en algunos casos). Quizás la parte más interesante es cuando entra en escena el príncipe Jorge de Bagration y de Mukhrani, que además de heredero al trono de Georgia, era piloto desde que en su juventud se estableció en nuestro país. Merece la pena ver como hace chirriar los neumáticos del 1430 en el circuito del Jarama, yendo con pie a tabla en muchas ocasiones.

“Velocidad, consumo ajustado y elegancia”

El documental narra dos historias paralelas: mientras Laura Valenzuela hace turismo con su SEAT 1430, Jorge de Bagration se emplea a fondo en el Jarama, el puerto de Navacerrada o algunos caminos de tierra, para probar su velocidad y robustez. Intuimos que desde la marca deseaban mostrar las dos facetas del vehículo: por un lado la cara familiar, pero por el otro, deportivo y robusto. Como dice su narrador, el SEAT 1430 es capaz de “trepar entre baches y deslizarse entre matojos”. La verdad es que algunas locuciones no tienen precio.

Para finalizar, nos muestran imágenes de la ingeniería del coche, así como su ficha técnica: motor de cuatro cilindros y 1.438 cm3, que produce 70 CV a 5.400 RPM. Posee también un carburador vertical de doble cuerpo invertido, válvulas en cabeza con árbol de levas lateral, cuatro velocidades sincronizadas y frenos de disco. Con todo esto, el narrador presume que puede alcanzar y mantener velocidades de 150 km/h sin problemas. Por aquel entonces el límite genérico de velocidad en España era… lo que el coche alcanzase.

Si os sobran diez minutos, os animo a ver el vídeo. A veces es bueno recordar cómo ha cambiado la industria automovilística (y la sociedad) en estos 49 años.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.