Menu

«Misión imposible: Fallout» y BMW, una pareja de película

La nueva entrega de la saga ya se ha estrenado en España

Featured Video Play Icon

Si te gusta el cine y los coches, esta nueva entrega de la saga, «Misión imposible: Fallout», no te defraudará. En ella aparecen, entre otros, dos BMW M5: el F90 que se vende actualmente y el E28 de 1986. Como parte del reparto, también se incluye a la BMW R nineT Scrambler, que hemos probado recientemente en nuestra página de dos ruedas.

Desde la película de 2011 «Protocolo fantasma», BMW se ha asociado con la franquicia «Misión Imposible». Con el éxito que tienen las películas, no es de extrañar que la marca quiera mostrar sus vehículos en ellas. Para que nos hagamos una idea, «Misión imposible: Fallout» ya lleva recaudados en dos semanas más de 350 millones de dólares, y contaba con un presupuesto de 178 millones de dólares. Las seis películas tuvieron un presupuesto total de 823 millones de dólares, y en total han recaudado más de 3.150 millones de dólares: negocio redondo.

Para la quinta entrega hubo que «sacrificar» una flota de varios M3, reales y simulados, no siempre salen las tomas a la primera

En esta entrega el coche de Ethan Hunt (Tom Cruise) será el BMW M5 (F90), con su tracción total xDrive y su motor 4.4 V8 biturbo y 600 CV. Para que esté más «guapo» en pantalla, le han añadido varios accesorios BMW M Performance, como la parrilla negra o los toques de fibra de carbono de los retrovisores. También podemos ver un BMW serie 7 en algunas de sus escenas, aunque la mejor de ellas tal vez sea la del BMW M5 (E28), con salto de escaleras incluído.

En cuanto a la BMW R nineT Scrambler, la podremos ver por las calles de París a alta velocidad, pilotada por el propio Tom Cruise, del que ya sabemos es amante de realizar las escenas de acción, sobre todo con vehículos de dos o cuatro ruedas. Para la película ganó algo de potencia, y le pusieron neumáticos más blandos para mejorar el agarre. No todo van a ser BMW, también podremos ver algunos Renault, como el Scenic, Talisman o Megane, o el Peugeot 406 con el que se golpea. Tenía que notarse que estaban en la Ciudad de la Luz.

Si aún no habéis visto la película, después de ver el vídeo con las escenas detrás de las cámaras, seguro que tendréis el impulso de buscar las entradas.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Samuel
Invitado
Samuel

También aparecen BMWs de dos ruedas en la película, y no se si algún serie 3 por parte de los malos

Rest
Invitado
Rest

Las pelis de Misión Imposible son la releche. Pepsi, palomitas y a flipar.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.