Conoced al Fiat 600 “Maziat”, el del cuore rotativo

Conoced al Fiat 600 “Maziat”, el del cuore rotativo

Hay que tener cuidado con este mosquito enfadado


Tiempo de lectura: 2 min.

La imaginación de los preparadores no tiene límite, para el deleite de los amantes de las versiones tan personalizadas de cualquier vehículo de cuatro ruedas. En este caso se trata del Fiat 600 “Maziat” del año 1959. Su extraño nombre que tiene que ver algo con el corazón trasplantado (Mazda), y se le conoce popularmente como Angry Mosquito, algo así como “mosquito enfadado” o “cabreado”, y armas tiene para recibir esta denominación. Tiene pinta de andar más que cualquier SEAT 600 patrio con su correspondiente preparación Abarth.

Este restomod esconde bajo su pequeño capó trasero un motor rotativo o Wankel, utilizado por la saga Mazda RX. Concretamente es un bloque 1.2, pero no cualquiera, sino el birrotor 12A que equipaba el RX-7 -sin turbo- y debidamente complementado con un colector de admisión Racing Beat -casi de competición-, además de un generoso radiador de aluminio refrigerado con dos ventiladores y dos carburadores Dell´Orto de 40 mm de diámetro. Una ventaja evidente de los motores rotativos es su tamaño compacto, algo bastante importante si consideramos las limitaciones del utilitario italiano en su vano trasero.

Con todas estas “pequeñas” modificaciones mecánicas obtenemos una potencia de 220 CV para una pelotilla que solo pesa 590 kg, obteniendo una relación peso/potencia de 2,68 kg/CV, casi la misma que la de un Dodge Challenger Hellcat (2,67 kg/CV). El conjunto se optimizó añadiéndole un sistema de frenos mejorado con cilindro maestro y una jaula antivuelco. Los 220 CV de potencia se transmiten a las ruedas a través de una caja de cambios manual de cuatro marchas de origen Volkswagen -convenientemente revisada- y un embrague hidráulico Kennedy de fase 2.

Hace unos años esta unidad fue vendida por el distribuidor Motoexótica, empresa con sede en Missouri (EEUU) por 34.900 dólares, con solo 29 millas en el marcador tras haber sido restaurado. Se volvió a subastar de la mano de Barrett-Jackson en una localidad de Connecticut (Uncasville) el fin de semana del 22 al 24 de junio, siendo adjudicado por 20.350 dólares. Su cotización habrá bajado, pero no su encanto.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.