Menu

Volkswagen anticipa el SUV T-Cross

Medirá 4,1 metros de largo y lo veremos en otoño

Volkswagen anticipa el SUV T-Cross

La gama de todocaminos de Volkswagen constará de cinco modelos: T-Cross, T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg. De esta forma el fabricante completa una asignatura pendiente, la de poner en el mercado coches que realmente está demandando la gente, en demérito de cosas como Beetle, Golf Cabrio o Scirocco.

Los SUV y los crossover tienen que colonizar los segmentos inferiores. Los modelos actualmente más pequeños previsiblemente van a crecer un poco para dejar un hueco de mercado a modelos más pequeños. Además de en Europa, el T-Cross se va a ofrecer en Latinoamérica y China, con lo que se venderá como las rosquillas.

Tendrá las recetas adecuadas para el éxito: modularidad, una buena campaña de marketing («soy más que una cosa»), múltiples sistemas de seguridad modernos y calificación NCAP alta, tracción delantera, personalización, conectividad… es lo que pide la gente en esta categoría. Y el cliente siempre tiene la razón.

El Volkswagen T-Cross podrá arañar ventas al Polo, aunque no está tan claro que pueda perjudicar al más pequeño, el Up!

Jürgen Stackmann, director de Ventas y Marketing y ex presidente de SEAT, y Klaus Bischoff, director de Diseño de la marca Volkswagen, dan unas pinceladas sobre su diseño en papel, antes de que se conozca del todo, presumiblemente justo antes del Salón de París. Las llantas más chulas quedarán geniales con diminutos frenos de disco y motores tricilíndricos moviéndolas.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Me gustaba más el Taigun, proyecto que parece estar cancelado. Salvo que lo rescaten para sustituir al Up!comment image


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.